El Parque de Mayo es un orgullo para los sanjuaninos. Es allí donde se complementa historia, cultura y deporte.

Para los sanjuaninos, todos los caminos conducen al Parque de Mayo. La realidad indica que el principal pulmón verde de la Capital y de San Juan es el epicentro de las reuniones sociales con pinceladas de cultura e historia. Lugar donde familias y amigos de distintas edades disfrutan de momentos de mate, charlas como también de ejercicios físicos y deportes. Un sitio donde se disfruta de la naturaleza, la lectura de un buen libro o apuntes para estudiar, en un contexto que invita a relajarse y bajar el nivel de estrés, a respirar hondo escuchando el canto de los pájaros como también observar los peces en el lago. El Parque es la cita obligada para todos los sanjuaninos.

Y como año a año se producen avances en los servicios que puede brindar, como el cuidado del césped o una buena iluminación led en algunos sectores, cada vez son más los visitantes. Todavía faltan cosas para agregarle. Pero por ahora se disfruta, incluso de estatuas y fuentes que son una maravilla artística donde los visitantes se toman fotos.

Restauración de un sector

El viejo velódromo quedó en la historia para darle paso a 6 hectáreas de más parque para el disfrute de los sanjuaninos. En el recuerdo quedaron las tribunas, la pista de atletismo, el edificio del Boletín Oficial y toda la estructura que supo albergar el histórico Estadio Abierto del Parque de Mayo.

Por su extensión, el predio se convirtió en uno de los sitios preferidos por los sanjuaninos que busquen un poco de aire y verde en pleno corazón de la Ciudad. A diferencia del resto del Parque de Mayo, en el sector Oeste se priorizaron grandes extensiones de césped que en algunos sectores se entremezcla con lavanda y otras plantas que le aportan color y frescura. Las veredas son amplias, aunque pocas.

"Se conservaron todos los árboles que estaban en condiciones y se plantaron unos 60 nuevos ejemplares, pero la idea es que los espacios sean amplios", reconoció el ex titular de la Dirección de Arquitectura, Marcelo Yornet, hoy en el IPV. En medio del extenso manto de césped verde hay Jacarandá, Palos Borrachos y unos 40 Pinos Romanos, una especie de fuste alto.

En el predio del Parque de Mayo hay una variada cantidad de estatuas y fuentes para recrear la vista como la del General José de San Martín, las Ninfas, la "Fuente de la niña", entre otros que tienen su historia.

 

  • Libertador General José de San Martín

 

El 21 de octubre de 1913 se promulga la ley durante el gobierno de Victorio Ortega autorizando erigir una estatua al Libertador General José de San Martín en el Parque de Mayo. Así el Poder Ejecutivo gestionó ante el Gobierno Nacional un subsidio para ayudar a costear los gastos. La estatua se ubicaría en terrenos expropiados en 1910 a la familia del General Nazario Benavídez. Se decidió realizarla en bronce haciendo una réplica del monumento ecuestre de Mariano Tomás Dumas, que se encontraba en Buenos Aires, en la Plaza San Martín. Su inauguración fue el 9 de Julio de 1916.

 

  • Las Ninfas

Las Ninfas son réplicas de las que se encuentran en el palacio de Versalles. Son esculturas que están en las dos fuentes ubicadas sobre avenida Libertador, a la derecha y a la izquierda de la escultura de José de San Martín. El autor de las obras originales, las ubicadas en los jardines de uno de los palacios más conocido y visitado del mundo, en Francia, es el escultor francés Philippe Magnier, hijo y nieto de escultores. La fecha exacta de la colocación de ambas piezas no está clara. Pero se sabe que llegaron para adornar el incipiente Parque de Mayo, nombre que hace honor al centenario de la patria, ya que la piedra basal se colocó en 1910.

 

  • Monumento al Deporte

 

La escultura del Monumento al Deporte fue inaugurada en el marco del XIX Campeonato Mundial de Hockey que se desarrolló en San Juan en 1970. El escultor José Carrieri fue quien construyó la estructura de 70 toneladas y 8 metros de altura que se encuentra en el Parque de Mayo. El artista representó los 5 anillos olímpicos y la antorcha con un color terracota.

 

  • Museo de la Historia Urbana

 

Al ingresar por calle 25 de Mayo se encuentra el Museo de la Historia Urbana, un edificio semienterrado, con paredes vidriadas, hacia el sector Sur y que dejan ver el parque, y jardines verticales en su cara Norte que se mimetizan con el resto del predio. La vegetación representa lugares emblemáticos de la Ciudad. Lavandas, malvones blancos, helechos y vinagrillos se entremezclan representando sitios de la Ciudad como el Campanil, el Teatro del Bicentenario y el Puente Cívico. El edificio tiene dos plantas, una de 863,63 metros cuadrados y otra de 627,43 metros cuadrados, por lo que el total es de casi 1.500 metros cubiertos.

Otros atractivos

El Parque de Mayo tiene diversos atractivos que vale la pena visitar y que son parte de la identidad del pueblo sanjuanino que muestra con orgullo y sencillez, la belleza de provincia en la que vive. Algunos de esos lugares son:

Paseo de los artesanos
El tradicional paseo de los artesanos cuenta con un moderno espacio. Dos grandes estructuras albergan a 80 artesanos con una iluminación especial, mobiliario fijo y una estética en común.

Patinódromo
El patinódromo, ubicado a los pies del histórico Monumento al Deporte, es uno de los lugares más elegidos por los chicos para practicar este deporte. El espacio se encuentra en desnivel, con gradas para sentarse que le da un aire a anfiteatro, donde se puede acompañar a quienes patinan allí.

Paseo de las palmeras
Se encuentra al lado del estadio cerrado Aldo Cantoni, con iluminación ornamental que es una belleza para disfrutar y fotografiar por las noches.

 

Por José R. Correa
DIARIO DE CUYO
(Fuentes: Arq. Jorge Cocinero, presidente de Accodepas, Archivo DIARIO DE CUYO)