Una serie de malentendidos, una historia universal, personajes entrañables y una protagonista excluyente. A veces, para contar una trama que haga historia no hace falta correrse mucho de la barrera de los clásicos. Algo de eso ocurrió con La niñera (The nanny), una de las sitcoms más recordadas de los ‘90 que se estrenó hace 30 años. Como ocurre en estos casos, los diálogos se recuerdan de memoria, las repeticiones se suceden y nunca hartan y el contenido se reinventa en la era de los memes. Y como también es frecuente, es difícil que sus protagonistas vuelvan a brillar con la misma estrella.

Nacida en Queens, a los 16 años Fran Drescher ya había sido elegida como Miss New York Teenager, y luego de culminar sus estudios en el Hillcrest High School, comenzó la carrera de cosmética y peluquería. Tras obtener la licencia, abrió su propio salón de belleza, aunque su sueño era otro y junto con su novio, Peter Marc Jacobson, se mudó a California en busca del sueño de convertirse en una actriz.

La vida de Fran comienza a encaminarse cuando en 1977 consigue un papel menor en el clásico Saturday night fever. Así, su rostro comienza a hacerse conocido en la pantalla grande, aunque en la TV registra apenas algún esporádico papel, incluido uno en la serie ALF, era lo que tenía a su alcance.

Ya en el año 1991, tuvo un encuentro fortuito en un vuelo con Jeff Sagansky, quien en ese momento ostentaba el cargo de presidente de la cadena televisiva CBS. Este hecho resultó ser un punto de inflexión en su vida. Con su característico desenfado y espontaneidad, logró captar la atención y ganarse la confianza de este destacado hombre de negocios. No solo consiguió hacerlo reír, sino que también aprovechó la oportunidad para solicitarle, con un tono de cortesía, que considerara revisar un proyecto de sitcom que ella y su esposo habían desarrollado, al frente de la productora High School Sweethearts -justamente, Amores de bachillerato-.

La singular personalidad de Fran y su manera directa de abordar a Sagansky despertaron la curiosidad del ejecutivo. Intrigado, y sin indagar demasiado en detalles, accedió a la petición. Se comprometió a tener un encuentro en su oficina para discutir el proyecto una vez que ambos concluyeran sus respectivos viajes. La vida de la protagonista de la ficción que se le presentó al directivo, a la que se llamó The Nanny, no distaba tanto de la vida real de Drescher.

Fran Fine, una mujer de ascendencia judía-americana, atraviesa un momento crucial en su vida cuando su novio, quien también es su jefe, decide terminar no solo su relación amorosa con ella, sino también la laboral. Enfrentando esta adversidad, Fran se embarca en una nueva aventura profesional, dedicándose a la venta de productos cosméticos denominados Sombras del Oriente. En su recorrido de ventas puerta a puerta, el destino la lleva a la residencia de Maxwell Sheffield (Charles Shaughnessy), un viudo y acaudalado productor de teatro británico.

Debido a un malentendido, es confundida con una candidata para el puesto de niñera y la contratan a prueba para cuidar a los tres hijos: Maggie (Nicholle Tom), Brighton (Benjamin Salisbury) y Grace (Madeline Zima).

Al principio, el dueño de casa no parece completamente convencido con la presencia de la nueva empleada, pero con el tiempo ella demuestra ser exactamente lo que él y su familia necesitan. Gracias a su enfoque poco convencional en la crianza, su honestidad directa y su lógica proveniente de Queens, Fran desempeña un papel crucial en transformar a Maxwell y sus hijos en una familia más feliz y saludable.

Mientras Fran se ocupa de los niños, Niles, el sarcástico mayordomo interpretado por Daniel Davis, se encarga de las tareas del hogar y observa atentamente los sucesos que se desarrollan con la llegada de la nueva niñera. También es el que se esfuerza por sabotear a C.C. Babcock (interpretada por Lauren Lane), la socia comercial de Maxwell que tiene intenciones románticas hacia el atractivo y disponible productor.

Otros personajes que, pese a no vivir en la casa fueron clave durante la trama, son Renee Taylor, quien interpreta a Sylvia, la madre de Fran, además de Ann Morgan Guilbert como Yetta, la abuela de la protagonista.

Transmitido originalmente por la cadena CBS desde noviembre de 1993 hasta junio de1999, el programa alcanzó un elevado nivel de popularidad, especialmente en sus primeras temporadas, en gran medida gracias al agudo sentido del humor y la habilidad para la comedia de Fran Drescher.

Por su excepcional desempeño, fue merecedora de varias nominaciones a prestigiosos premios en el ámbito de la actuación televisiva. Fue nominada al premio Emmy en la categoría de Mejor actriz - Serie de comedia para los años 1996 y 1997, y también recibió nominaciones para el premio Globo de Oro en la categoría de Mejor actriz de serie de televisión - Comedia o musical durante los mismos años

Culminada la serie, Fran continuó siendo parte del medio en ficciones en la pantalla grande, en tanto que en televisión apareció recién en 2004 en un capítulo de la serie Strong Medicine. Y desde 2012, es presidenta del gremio de actores SAG-AFTRA y se destacó por su actividad durante la reciente huelga de actores de Hollywood que duró 118 días y que culminó los primeros días de noviembre con la firma de un nuevo acuerdo provisional entre el sindicato y los principales estudios cinematográficos.

La actriz de 66 años ganó notoriedad liderando la lucha contra los cambios que sufre la industria cinematográfica actualmente debido al streaming y la amenaza de la inteligencia artificial. Ahora, lo que Drescher busca es encontrar un espacio en el que pueda aprovechar su renovado prestigio para hacer el bien de manera más amplia. Antes de su trabajo sindical, la actriz acumulaba experiencia como activista por causas como el abuso a las mujeres o la prevención del cáncer uterino, cuestiones que vivió en carne propia.

Charles Shaugnessy

Hijo de un guionista y una actriz, la vida del inglés Charles Shaughnessy, nacido en 1955, parecía estar signada a moverse de por vida entre bambalinas. Sin embargo, estudió derecho en la Universidad de Cambridge, donde se graduó. Tras ello, se inscribió en una escuela de actuación en Londres para luego mudarse a los Estados Unidos siguiendo a la actriz Susan Fallender quien se convertiría en su esposa.

Por su papel como Shane Donovan en la telenovela Days of our Lives (1984 - 1992), su rostro fue ampliamente reconocido en el país. Apenas un año después, su fama trascendió las fronteras gracias a The Nanny. Incluso, él y Drescher actuaron juntos de nuevo en 2005 en la comedia Living with Fran, en la que interpretaba a su mujeriego exmarido, Sin embargo, el dúo no volvió a cautivar a la audiencia y al final de la segunda temporada la serie se canceló.

Volvieron a compartir pantalla cuando él estuvo como estrella invitada en un capítulo de Happily Divorced, serie creada por la dupla de Fran Drescher y Peter Marc Jacobson, y protagonizada por la misma Drescher. ¿La trama? El marido de Fran le revela que es gay, entonces ambos quedan como grandes amigos. Exactamente lo mismo que lo que ocurrió en la vida real. Los últimos meses, Shaughnessy apareció en pantalla en la serie The Winchester, spin off de Supernatural, en el papel de un científico que engañaba a los protagonistas.

Nicholle Tom continúa su vida entre la actuación y la pintura

Nacida en marzo de 1978, Nicholle Tom desde muy chica abrazó la actuación junto a su hermano mellizo, David, en publicidades en gráfica y televisión. En simultáneo comenzó a estudiar en el Young Actors Space, para ya en 1992 formar parte de la mítica serie Beverly Hills 90210, con el papel de Sue. Además, fue seleccionada para interpretar a la hija mayor, Ryce, en la película Beethoven, y en su secuela Beethoven 2 (1993).

Fue en ese mismo 1992 en que Nicholle audicionó y ganó el papel de Maggie en la serie de la que hablamos, para luego de terminada, continuar con una carrera en el mundo de la actuación en distintas series y películas. Incluso, en momentos de la pandemia mundial, a través de su canal de YouTube mostraba distintos trabajos y manualidades que ella misma realizaba en su domicilio. También dedica su tiempo a la pintura, e incluso ya se produjo la segunda exposición de sus obras.

Benjamin Salisbury en la última reunión de los actores al recordar la serie

El día que Benjamin Salisbury -Minneapolis, 1980- fue por primera vez al teatro con un amigo, no había cumplido 8 años y volvió a su casa tan entusiasmado que le explicó a su madre que eso es lo que quería para el futuro. La mujer lo acompañó a una audición y no le fue nada mal: consiguió un papel en Sleeping Beauty, The Musical. A los musicales le siguieron los comerciales en la televisión, el debut en la pantalla grande, el suceso de La Niñera... y el ostracismo posterior.

The Nanny salió al aire por última vez el 23 de junio de 1999, y un Benjamin pronto a celebrar sus 19 años se inscribió en la American University, de Washington DC. La política empezó a despertar su atención. Para cuando en 2002 rodó su cuarta película (Simone, junto a Winona Ryder y Al Pacino, nada menos), ya había reescrito sus planes. Al espectáculo solo le reservaría el rol de espectador. Alejado de los medios y recibido de periodista, desde 2017 trabaja en el parque de atracciones Universal Studios Hollywood como director de operaciones.


Madeline Zima es parte actualmente del universo DC Comics

Madeline Zima nació en 1985 en Connecticut, en una familia donde se respiraba actuación. Ya a los dos años realizó su primer comercial en televisión, y a los 5 años fue parte -junto con su hermana- del filme Alice, de Woody Allen, para dos años después participar en La mano que mece la cuna. A los 8 se puso en la piel de Grace Sheffield durante los 145 episodios de The Nanny, para luego continuar cimentando una carrera en cine y televisión que no dejó provocarle satisfacciones.

En 2018 escribió, produjo y dirigió el cortometraje Warm Human Magic, y en la actualidad es parte de la serie Doom Patrol, allí interpreta a Casey Brinke, un personaje emblemático en el universo DC Comics. Esta figura central cobra vida en el mundo ficticio gracias a la intervención mágica de Danny The Street. Su primera aparición ocurre en el cuarto episodio de la temporada 4, un momento muy anticipado tanto por los seguidores acérrimos de la serie televisiva como por los entusiastas de los cómics.


Daniel Davis en 2022 se puso en la piel del profesor James Moriarty en Star Trek: Picard (IG daniel_davis_fans)

Pese al perfecto acento inglés que lo caracterizó a Niles, el mayordomo de la serie, Daniel Davis nació en Arkansas en 1945 y toda su vida la desarrolló en los Estados Unidos. A los 11 años ya era parte de la pantalla chica y se mantuvo como figura en series de renombre, incluida una participación en Camino al cielo, con Michael Landon. Pero sin dudas la continuidad en The Nanny lo transformó en una estrella mundial.

Finalizada la sitcom, en 2000 recibió una nominación como mejor actor en los premios Tony por su rol en la obra de teatro Wrong mountain. Además protagonizó la obra musical La cage aux folles, e incluso en 2008 apareció en la versión norteamericana de Betty, La Fea. En 2022 se puso en la piel del profesor James Moriarty en Star Trek: Picard.


Lauren Lane trabaja en la compañía de teatro experimental The Actors Gang

Lauren Lane nació en Oklahoma en 1961, pero creció en Texas. Su debut en cine fue en el filme Interface, en 1984, y tres años también estuvo en Positive I.D. En la pantalla chica participó en Hunter entre 1989 y 1991, para luego estar en L.A. Law. Tras el boom como C.C. Babcock volcó principalmente su carrera al teatro, con papeles tan disímiles como obras dramáticas o incluso en Monólogos de la vagina.

En la actualidad, desempeña un papel significativo como miembro activo en la reconocida compañía de teatro experimental The Actors Gang, liderada por el renombrado actor Tim Robbins. También contribuye con su vasta experiencia y conocimientos en el departamento de teatro de la prestigiosa Carnegie Mellon University. En su función como profesora, aporta una perspectiva única y enriquecedora, fruto de su amplia carrera en el teatro, a la educación y formación de las nuevas generaciones de artistas.

Nacida en marzo de 1933, Renée Taylor llegó por la insistencia de Fran al ciclo, ya que la intención era que otra actriz interpretara el papel de madre de la niñera. Es que Drescher y Jacobson eran grandes admiradores de Taylor y su esposo, el actor Joe Bolonia, quienes a menudo trabajaron juntos y consiguieron una nominación al Oscar al Mejor Guion en 1970 por Lovers and other strangers.

Recientemente participó en la película Cómo ser un latin lover, además de estar cerca de Drescher y compartir muchos momentos juntas, ya que viven en las inmediaciones del Lincoln Center y cada vez que sus obligaciones lo permiten se juntan a tomar un café y recordar viejas anécdotas.

Un apartado especial merece Ann Morgan Guilbert, nacida en Minneapolis en 1958, quien comenzó su carrera actoral en los ‘50. Sin embargo, su papel de Millie Helper en 61 episodios de la sitcom The Dick Van Dyke show logró el reconocimiento del público del país. Tras ello llegaría le tiempo de varias series de televisión, hasta su llegada a The Nanny como Yetta Rosenberg, abuela de la protagonista, quien estuvo durante 56 episodios.

En diciembre de 2004 apareció en el reencuentro de la serie, titulado The Nanny reunion: A nosh to remember. además de papeles en distintas tiras televisivas hasta Life in Pieces, donde apareció en dos episodios. Su muerte se produjo el 14 de junio de 2016, a los 87 años víctima del cáncer.