La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó un novedoso fármaco para combatir los miomas de útero y su sintomatología: el "acetato de ulipristal'. Se trata de un medicamento que logra disminuir considerablemente las manifestaciones en muy pocos días, y a la vez reducir el tamaño de los miomas hasta en un 80 por ciento.


Es importante mencionar que la ANMAT es una organización nacional que colabora en la protección de la salud humana, garantizando que los medicamentos, alimentos y dispositivos médicos a disposición de los ciudadanos posean eficacia, es decir que cumplan su objetivo terapéutico, nutricional, de diagnóstico; de seguridad y de calidad. Para eso se encarga de los procesos de autorización, registro, normatización, vigilancia y fiscalización de los productos de su competencia en todo el país. 


Entender el problema


Los miomas uterinos son tumores benignos de aparición muy frecuente; no son cancerosos. 


Cerca de la mitad de las pacientes que los padece no presenta síntomas. En esos casos, se los diagnostica casualmente al realizarse una ecografía de rutina. Pero en los casos en los que sí producen síntomas, los miomas pueden generar:


-Dolor pélvico.
-Dolores menstruales.
-Dolor o molestias durante las relaciones sexuales.
-Sangrado excesivo durante la menstruación o entre los periodos, incluso en ocasiones con coágulos.
-Periodos menstruales más largos que lo normal.
-Anemia.
-Necesidad frecuente de orinar.
-Náuseas o vómitos.
-Fiebre. 
-Consecuencias negativas sobre la fertilidad.
-Sensación de tener el estómago lleno o presionado en al parte baja.
-Gases.
-Estreñimiento. 
-Calambres pélvicos.



Estos síntomas afectan en forma considerable la calidad de vida, ya que los dolores pueden ser discapacitantes y restringir la realización de actividades cotidianas, sociales y laborales. A su vez la anemia puede hacerse crónica y causar cansancio, debilitamiento y compromiso general de la salud.



Sobre el medicamento


El ulipristal representa un avance muy importante, ya que se ha demostrado que atenúa notablemente los síntomas y reduce los miomas a dimensiones que permiten retrasar una cirugía, hacer que las intervenciones sean mucho más sencillas, y en un porcentaje de casos directamente obviarse.


Hasta el momento el tratamiento habitual para los miomas consistía en la administración de anticonceptivos hormonales y otras drogas como los análogos de LHRH que disminuyen el tamaño de los miomas; el problema es que sus efectos secundarios son bastante dramáticos, ya que son semejantes a los "sofocos' de la provoca la menopausia y osteoporosis.


La otra línea de tratamiento le corresponde a la cirugía, en sus diferentes modalidades (a cielo abierto, laparoscópica o histeroscópica); y la elección del procedimiento dependerá de la localización, tipo y tamaño del mioma, esto puede determinar si consistirá en la extirpación del mioma o también del útero. 


El principal beneficio de esta nueva droga es que disminuye el volumen de sangrado muy rápidamente (en 7 días), y paralelamente logra reducir sustancialmente el tamaño del mioma, lo que permite que la paciente se recupere de su cuadro de anemia, para poder operarla, si fuese necesario, sin urgencia, con una cirugía mucho más leve y sin complicaciones importantes.


Datos

* El tratamiento con ulipristal es oral.


* Consiste en tres meses de tratamiento (1 ciclo). Si es preciso pueden repetirse 2 ciclos más, descansando 60 días entre ellos.


 * Diferentes laboratorios lo comercializarán. Una de las esperadas es "Ginopristal' de Temis Lostaló.



* El costo de la caja con un mes de tratamiento oscila los $5.000, y las obras sociales prepagas lo reconocen. Se espera que en un par de meses también lo haga OSP (Obra Social Provincia).



Cifras

-Lo padecen entre el 25 al 30% de las mujeres en edad reproductiva. Eso es 1 de cada 4 mujeres. De estos porcentajes 1 de cada 2 mujeres tiene más de 40 años, y 4 de cada 10, está entre los 30 y los 40 años.


-Más de 2 millones de argentinas sufren esta condición. De este porcentaje la mitad no lo sabe, porque no manifiesta síntomas.


-Se estima que aproximadamente el 20 % de la población femenina mundial, en época reproductiva, comprendida entre la aparición de la primera menstruación y antes de la menopausia, sufre de miomas.


Esto se debe a la cantidad de hormonas sexuales que se liberan, en especial los estrógenos, los cuales contribuyen al crecimiento de estas masas anormales.


-Con el tratamiento con ulipristal 1 de cada 10 pacientes (11%) manifestó cefaleas, y en menor medida sensaciones de vértigo y dolor. Sin embargo, no hay reportados en la literatura médica efectos adversos que requieran internación ni la suspensión del tratamiento.