Con exposición de pinturas, testimonios de vida y suelta de globos, la Dirección para las Personas con Discapacidad de la provincia de San Juan, conjuntamente con ARID, Asociación para la recuperación e Inclusión de las Personas con Discapacidad, conmemoro el Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down.  Es el décimo sexto aniversario desde que la Organización de Naciones Unidas designó el 21 de marzo como fecha para su conmemoración.

 

La actividad, que se realizó en la Escuela Aleluya, contó con la participación de organizaciones de personas con síndrome de Down, además de autoridades, entre ellas, el subsecretario de Promoción, Protección y Desarrollo Social, Nelson Lezcano; el director para las Personas con Discapacidad, Gaston Diaz; la subdirectora del área Andrea Lepez, la Directora de la Escuela Aleluya, Marcela Colomer y la presidenta de ARID, Gabriela Galdeano.

 

 

En primera instancia, Marcela Colomer hizo un recorrido por la historia de la Escuela Aleluya, nacida en el año 1981 y cuenta en la actualidad con 250 alumnos. “Trabajamos desde atención temprana de los niños, pasamos por el acompañamiento a personas con discapacidad en un camino que hemos recorrido al servicio de la comunidad”, detalló. 

 

Por otra parte, la presidenta de ARID, Gabriela Galdeano, puso en valor “la lucha” de la institución y de los “padres fundadores”. “Querían que sus chicos con síndrome de down puedan desarrollarse, siempre hemos luchado para que puedan tener las puertas abiertas, con la convicción de que las personas con discapacidad pueden y deban estar incluidas en la sociedad”, dijo Galdeano.

 

 

A su vez, reconoció que hubo un cambio de paradigma en los derechos de las personas con discapacidad, por lo que “se necesita mayor compromiso con el estudio, la capacitación y cambios de conducta que nos permitan realizar modificaciones estructurales y políticas, prácticas de la cultura”.

 

“ARID es, fue y será una organización al servicio de las personas con discapacidades, sus familias y de su plena inclusión. Somos una organización social que trabaja en redes con otras instituciones, que promueve y efectiviza a través de sus diferentes servicios, la inclusión, a fin de que puedan ejercer sus derechos para desarrollar un proyecto de vida”, cerró. Finalmente, el subsecretario de Promoción, Protección y Desarrollo Social, Nelson Lezcano, destacó la puesta en valor de las historias de las historias de vida que se presentaron durante la jornada a través de una muestra artística.“Estas luchas cotidianas hacen a la construcción social”, aseguró y puso como ejemplo “el esfuerzo y la lucha del director de Discapacidad, Gastón Díaz, quién superó cada una de las barreras que se le interpusieron en su vida”.

 

 


“Valoro el trabajo de estas instituciones para que seamos una sociedad inclusiva e integradora”, expresó Lezcano y luego afirmó que “los derechos, son leyes sancionadas y deben ser mecanismos para que se cumpla con lo que dicen y no queden en un papel. Las puertas hay que tocarlas para que se abran y para esto está el gobierno, para acompañar”, finalizó Nélson Lezcano.
 

Por qué se celebra un 21 de marzo


En diciembre de 2011, la ONU designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.


El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.

 

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

 

Fuente: Prensa Desarrollo Humano