La tendencia de que el blanco es sólo para el verano ya se terminó. Ahora, las pasarelas han hablado y vemos que la moda de vestir con este color en invierno no era flor de un día. Además de dar paz y tranquilidad, el blanco brinda elegancia y porte al usarlo. Por ello en tu armario debes tener al menos tener un conjunto de dicho color, así podrás sobresalir un poco de una manera sencilla y sin añadir demasiados accesorios. Es importante diseñar cuidadosamente el aspecto de pies a cabeza, para no terminar luciendo como una bola de nieve gigante.


Es hora de pensar en la versatilidad diaria, en esa moda urbana que tanto llevamos a nuestro terreno donde estamos dispuestas a versionar estilismos que son todo un éxito cuyo secreto es bien fácil: rescatar básicos, mezclar tejidos y combinar las diferentes versiones de un mismo color para dar con el perfecto look invernal cargado de mucha claridad. Entonces, ¿por qué empantanarse de negro cuando podrías estar balancear con un blanco glorioso? Estos son algunos looks de prendas blancas y como se combinan para inspirarte y dar vuelta tu armario, incluso cuando hace más frío.


 

  • En dos piezas

Blazer y pantalón han pasado a convertirse en el mejor dúo para salvar reuniones, cenas y eventos siendo siempre el calzado la verdadera clave con la que dotar o restar cierta elegancia al resultado total. Apostando siempre por una chaqueta en la que las hombreras no falten, un jersey de cuello alto en negro y unos botines en el mismo color son las claves con las que lucir un traje en blanco en pleno invierno y no fallar en el intento.

  • Juega con los básicos de siempre

Un simple pantalón vaquero en blanco, una camiseta básica y un abrigo de corte masculino podrían alzarse como los tres vértices del perfecto triángulo equilátero con el que salvar cualquier "working look'. Sencillo, cómodo y cargado de tendencias tan atemporales como así han pasado a serlo los complementos teñidos del mismo color.

  • El poder de los complementos

¿Preparada para añadir a un look básico detalles muy especiales? Si ya cuentas con una base teñida de blanco al completo, es hora de que puedas jugar con los colores solo si es a través de accesorios como lo puede ser un bolso o un cinturón de grandes dimensiones. Este último dará con el resultado tan diferente que buscas y las cadenas o los estampados se encargarán de ello.

  • A través de una elegancia exquisita

Los cortes son los únicos encargados de dar con el fin que buscamos en nuestro "total white look'. Para ello, unos pantalones de pinzas pasan a ser la combinación perfecta para cualquier abrigo con solapas y hombreras. ¿El verdadero "quid' de la cuestión? Unos zapatos muy potentes con originales detalles.

  • Con cierto toque de color añadido

Partiendo una vez más de la perfecta base en blanco, zapatos incluidos, un tapado de paño color camel es la combinación perfecta seguida por botas y cartera de color negro y el detalle del pañuelo son parte de las claves del éxito en una apuesta tan colorida para una temporada tan fría.

  • Se adapta a todos los estilos

El blanco puede adaptarse a casi cualquier ocasión, incluidos eventos formales y casuales. Por eso el street style está presente con este tono, tanto en prendas como en conjuntos con sneakers o zapatillas.

  • OPCIONES VÁLIDAS

 

  • Calzados blancos

La temporada invernal trajo en calzado este color y hoy borcegos, botines y botas se lucen tanto como en color negro o suela.

  • Los jeans de color blanco

Ellos tienen las mismas (o más) posibilidades estilísticas que las de un vaquero negro o azul, es decir, son muy pero muy ponibles, sólo hay quitarles esa etiqueta de veraniegos e integrarlos en nuestro armario de invierno.