Fotos: colaboración Cristian Piedrahita

Cristian Piedrahita está convencido de que su negocio no pasa por el alquiler de bicicletas o las salidas guiadas en bicicletas para conocer diferentes rincones de Zonda. Su emprendimiento ofrece experiencias: Desde volver a sentirse niño pedaleando sin parar, hasta poder sentir la sensación del viento o los rayos del sol en la cara mientras se toma "velocidad" e "impulso", andar a la luz de la luna o con la iluminación que brindan las luciérnagas, disfrutar del silencio o los sonidos de la naturaleza además de los paisajes que regala el recorrido a lo largo de un trayecto en dos ruedas. Por qué no, pararse a mitad del camino a probar un grano de uva de esas que sobresalen de los parrales e inclusive llegar en bici hasta una bodega o la cima de las Sierras Azules. 


Todo eso y mucho más es lo que define a su propuesta. Claro que para comprobarlo hay que subirse en uno de los tantos rodados con los que cuenta y ponerse a pedalear.


Piedrahita y nobleza obliga decirlo, toda su familia (su esposa Yanina, su hija del corazón Lara y su pequeño León) armaron su emprendimiento Tándem Tour, nombre que hace referencia a las bicicletas dobles en línea que fueron furor en la década del '80. Fue fundamental remitirse al gusto personal de Cristian por este medio de locomoción, ese que se forjó durante muchas siestas armando carreras de bicicletas con sus amigos del Consorcio Reconquista, en Rivadavia. Y que fue creciendo a medida que pasaban los años, con muchos kilómetros de rodaje y más desafíos en dos ruedas, a partir del regalo de un tío porteño: una bicicleta de media carrera que llegó de sorpresa en una encomienda. Nunca más se bajó de esa bici.


Quizás por estos antecedentes, en sus años como estudiante de la carrera de Turismo, empezó a darle forma a esta iniciativa de alquiler de bicicletas y salidas guiadas. En ese entonces -y ahora no lo descarta aunque deberían mejorarse algunos aspectos- lo programaba para hacerlo en la ciudad. Pero la falta de ciclovías, lo desmoralizó un poco. De hecho, por 15 años el proyecto durmió en los borradores, hasta que hace dos años le llegó a sus oídos la posibilidad de presentarse al Programa Emprendedor Turístico del Ministerio de Turismo y Cultura de la provincia, con el que consiguió parte del financiamiento necesario. Desempolvó su idea, la readaptó para llevarla a cabo en Zonda que tanto conoce porque es su lugar de trabajo (en el Parque Presidente Sarmiento ) y porque considera que es un lugar que tiene un potencial enorme para los turistas, y la presentó.


En la actualidad no solo cuenta con una flota de al menos una decena de bicicletas de todo tipo: mountain bike, de paseo, las dobles y en línea, playeras de aluminio, livianas, cómodas y vistosas, inclusive acoples para llevar a niños y bebés. Sino que además es parte del calendario oficial que se ofrece a los turistas.


Hay que tener en cuenta que la premisa de estas salidas es que se trata de una actividad de baja dificultad, por lo que las puede hacer cualquier persona, sin perjuicio de la edad de cada uno ni del tiempo que haga que el eventual turista no se suba a una bicicleta. 


Además se pueden hacer en cualquier momento del año. De hecho cada estación tiene lo suyo para mostrar. "Si bien el otoño y el invierno son más propicios, en verano es buenísimo salir en bicicleta de noche. Se evita el calor pero a su vez se descubre otra vista del mismo paisaje que guarda muchos secretos a la luz de la luna", promociona el prestador, al que se lo puede contactar al teléfono 2644468982 o en sus páginas en redes sociales -Instagram y Facebook- como Tandem Tour.

"Las salidas grupales programadas van con nuestro acompañamiento en todo momento. Nos gusta guiar a la gente, contarles por donde vamos, recomendarles cuáles son los sitios más atractivos de nuestro Valle de Zonda", explica Piedrahita, quien más allá de hacer la propuesta del paseo, aplica toda su experiencia y sus conocimiento como guardaparques. Entonces da clases magistrales de flora, fauna, explica sobre el relieve del lugar y por supuesto la historia. Además se permite dar lugar a la recreación, un elemento fundamental en estas salidas.


Entre los lugares que se visitan aparecen bodegas (con la posibilidad de hacer un recorrido por su interior y hasta una degustación de vinos), la base de las Sierras Azules, hasta el área protegida del Parque Presidente Sarmiento, sin dejar de lado las calles de arboledas frondosas, los parrales a la vera del camino, algunos sectores con hermosas casonas de fines de semana, el canal de agua, la zona de restaurantes, el Museo Manzzini. Algunos, más osados, hasta pueden llegar hasta la ruta que une los dique Caracoles y Punta Negra o la vieja ruta 12. Inclusive el itinerario puede extenderse hasta la Escuela Agrotécnica que en tiempo de clases ofrece visitas guiadas por todos sus zonas productivas y hasta una feria para adquirir las delicias que preparan los alumnos.


Los recorridos pautados rondan los 15 kilómetros pero no hay límites. Inclusive se pueden extender hasta 3 horas, si alguien quiere quedarse mirando la luna o dar una vuelta por otro callejón.


"Me gusta que la gente se lleve las historias de cada lugar pero también que se anime a recrear su propia experiencia, a disfrutar de lo que ve ante sus ojos y lo que la imaginación le permite recuperar de su infancia, cuando aprendió seguramente a andar en bicicleta", rescata.

  • Para tener en cuenta


Para las salidas grupales se necesita reserva previa. Pueden hacerse de día o de noche, todas se programan pero en el caso de estas últimas propuestas se busca, en la medida de lo posible, que coincidan con las noches de luna llena, para aprovechar al máximo las bondades que brinda la naturaleza. La próxima salida nocturna programada será el viernes 7 de febrero. 


Es más, si una persona que tiene su propia bicicleta quiere sumarse llevando su propio vehículo, también es bienvenido. Solo se le exige el pago del cánon por la guiada y que lleve sí o sí todos los elementos de seguridad necesarios.


El alquiler de bicicletas se puede hacer en cualquier momento. Y si, los ciclistas no se animan a hacerlo solo y requieren del acompañamiento de un guía se les cobra sólo el equivalente al alquiler de una bicicleta más para cubrir este costo. 


En cualquiera de los casos, los responsables de Tandem Tour proveen los elementos de seguridad (casco, bandolera, linternas) y por un seguro personal. 


Además entregan un folleto en el que están indicados los sitios de mayor interés, con la distancia y el tiempo promedio que insume llegar. 


No hay que llevar nada más que el celular para estar permanentemente comunicado por si no se sale con guía y se tiene algún inconveniente en plena recorrida, como una pinchadura. Eso sí hay que ir ataviado con ropa cómoda. Pero ni siquiera es necesario llevar una botella de agua. Porque a mitad de las salidas programadas ofrecen un refrigerio con bebidas frescas y jugo natural y hasta algún sandwichito. Y si es un día un poco más frío, un café con churros.

  • Precios para salir a rodar

Si solo se quiere alquilar una bicicleta, el precio depende del tipo de rodado que se elija y el tiempo que insuma el paseo. Las de paseo cuestan 120 pesos por hora, las tándem o doble salen 220 pesos, 140 pesos una tipo mountain bike. Los acoples o trailer a pedal para llevar a los chicos entre 4 y 7 años, cuestan 100 pesos la hora.


Las salidas grupales nocturnas tienen un costo de 450 pesos por persona. En este caso se pide una seña al momento de la reserva.


Las salidas grupales diurnas por ejemplo para llegar en bicicleta al interior de una bodega cuestan 320 pesos por persona.

  • La refrescante bicidora

Tanta son las opciones de este emprendimiento que hasta ofrecen una bicicleta fija para los que no se animan a salir a andar. Pero no es una bicicleta cualquiera sino una bicicleta reciclada a la que le adosaron solo el vaso de una licuadora y que al pedalear, el ciclista, se prepara su propio jugo o licuado, en tan solo 3 minutos. La llaman la bicidora, y todo se hace por el propio esfuerzo del ciclista ya que no hay conexión a la electricidad. La estrenan hoy en el punto de partida ubicado en el arco de ingreso a Zonda, por ruta 12.