Esta es la historia según las escrituras de los reyes magos... La estrella que ellos siguieron estaba en el Este.

Tiene que haber sido bastante grande para haberlos dirigido a la casa donde Jesús nació.

No sería maravilloso si Dios pusiera una estrella en el cielo para que nos guiara en estos difíciles tiempos de falta de conciencia espiritual. Mateo 2:1-12 "Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido. Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

Y convocados todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: "Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel".

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; Y enviándolos a Belén, dijo: "ID allá, y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore".

Recuerden que el Rey Herodes, después de que los magos le visitaran, mandó a matar a todos los niños menores de dos años en Belén.

Ellos, los reyes magos habiendo oído al rey, se fueron: y he aquí la estrella que habían visto en el oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Y entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes, oro, incienso y mirra.

Ellos colocaron sus ofrendas a sus pies; El oro era su tributo al Rey, El incienso, con su aroma dulce, Era para el Sacerdote, el Paracleto, La mirra para la sepultura."

Tres Regalos

Su importancia y significado simbólico

"Los magos trajeron presentes de oro, incienso y mirra".

El Incienso era una resina aromática, quemada en honor a Dios, se usa en el templo. Es extraída de un árbol de Arabia. La sustancia generalmente usada en los tiempos modernos como incienso es producida por un pino de Noruega.

La Mirra era una sustancia perfumada usada para preparar el cuerpo para la sepultura. Se extrae de un árbol bajo y de muchas espinas encontrado mayormente en Arabia. Era uno de los ingredientes del aceite de la santa unción. (Éxodo 30:23-25), y del bálsamo para la sepultura (Juan 19:29). Es también usado en la medicina y como perfume.

Los regalos tenían un significado simbólico:

El Oro honraba a Jesús como Rey, el Incienso honraba a Jesús como Dios, y la Mirra fue una señal de que Jesús era un hombre y moriría.

Porqué los regalos de Incienso y Mirra que le fueron dados a Jesús por los Tres Reyes Magos que vinieron de lejanas tierras tenían un valor similar al Oro.

El Incienso tenía muchos poderes curativos, era un expectorante y también elevaba el espíritu.

La Mirra desarrollaba poderosamente la resistencia física del cuerpo protegiéndolo contra las infecciones, aparte de que mejoraba muchas condiciones de la piel, el asma, la bronquitis, la diarrea y la próstata por mencionar algunos. La buena salud era tan importante entonces como ahora.

La palabra de Dios nos dice: Estos son algunos versos de la escritura que tratan con ello: Timoteo 2:15: "Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad."

"Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad."

Hechos 17:11: "Pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras, si estas cosas eran así..." Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe" Efesios 2:8-9.

Reyes Magos

"Magi (plural de magus), del Persa magu, que significa mago o brujo; miembros de una casta sacerdotal de antiguos Medas y Persas; el nombre también se aplica a los reyes magos de la Biblia que siguieron la estrella hasta Belén; la historia Bíblica no los nombra ni da su número, pero la tradición Cristiana cerca del siglo VII llama a los tres Melchor, Gaspar y Baltasar.

Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa; Melchor entrega la mirra, La mirra es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalia. Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. La mirra es el símbolo del hombre.

Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes mago procedente de Asia. Gaspar entrega el incienso, El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico. El incienso en el símbolo de Dios.

Baltasar (Serakin), de raza negra, procedente de Africa, Baltasar entrega el oro, el más precioso de los metales. El Oro es el símbolo del Rey.

La descripción de los tres reyes magos fue hecha en el siglo XIV por un monje benedictino, Beda, que los describió en un códice.