En la astrología china existe lo que se denomina pares zodiacales: Equilibrio y armonía. 


Los antiguos chinos creían en la importancia del equilibrio y la armonía entre la gente. Así es que los signos zodiacales están divididos en parejas para armonizar las cualidades de cada uno. Entonces, aunque alguno pueda no ser tu "combinación perfecta", son los pares complementarios los que producen buenas amistades. 


Un compañero/a ideal que complementará tus debilidades con sus fortalezas, y viceversa. Es probable que juntos puedan superar muchas dificultades o conflictos y pasen buenos momentos juntos. 


De estos pares zodiacales puede deducirse la armonía y equilibrio de los nativos del zodíaco chino entre sí. Hagan su propia tabla de compatibilidades. 


PARES ZODIACALES 
 

RATA Y BUEY 


El primer par son la Rata y el Buey. La Rata representa a la sabiduría y el Buey simboliza la dedicación. Sabiduría y dedicación deben ir de la mano. Si una persona solo tiene sabiduría pero no dedicación, esa persona solo será astuta. Si la persona es solamente dedicada pero no tiene inteligencia, a esa persona le faltará sabiduría. Por lo tanto tiene que haber tanto sabiduría como dedicación. La primera combinación de estándares de los antiguos chinos está representada por este par. 


TIGRE Y GATO 


El segundo par son el Tigre y el Gato. El Tigre representa la valentía y el Gato representa la cautela. Valentía y cautela deben complementarse entre si, así que cuando alguien tiene ambas características, esa persona tendrá coraje y sabiduría.  


Sin cautela, el valiente se vuelve insensato, mientras que ser demasiado cauteloso puede convertirse en timidez. Estas características también son muy importantes, por eso están ubicadas como segundo par. 

 
DRAGÓN Y SERPIENTE 


El siguiente par de animales en el zodiaco chino es el Dragón y la Serpiente. El Dragón representa la resistencia, y la Serpiente representa la flexibilidad. Los antiguos chinos creían que ser firme y flexible al mismo tiempo es un rasgo muy importante del carácter. Que ambos poseen las virtudes necesarias para relacionarse adecuadamente en cualquier ámbito. 

 

CABALLO Y CABRA 


Otro par es el Caballo y la Cabra. El Caballo representa la determinación y la obstinación, mientras que la Cabra representa a alguien considerado. Si alguien está empeñado en alcanzar sus metas pero no presta atención a su alrededor, se enfrentará a obstáculos que le impedirán lograr su objetivo. Pero si una persona siempre busca el consenso, pero no tiene una dirección determinada, tampoco alcanzará su objetivo. Así que tener determinación y ser considerado con los demás son características que van juntos. Esto refleja el cuarto juego de expectativas de los antiguos chinos. 


MONO Y GALLO 


El par siguiente es el Mono y el Gallo. El Mono representa la flexibilidad. En la antigüedad no había relojes y el canto del Gallo indicaba el inicio del día, por lo que el Gallo simboliza la estabilidad. Flexibilidad y estabilidad también deben ir de la mano. Flexibilidad sin estabilidad sería deficiente, y estabilidad sola es como agua estancada. El mejor resultado se obtiene al tener tanto estabilidad como flexibilidad. 


PERRO Y CERDO 


El último par es el Perro y el Cerdo. El Perro representa la lealtad; el Cerdo representa la amabilidad. Una persona que es leal pero no amable sería considerada elitista. Por otro lado, una persona demasiado llevadera pero sin sentido de la lealtad puede perder fácilmente sus principios. No importa si se trata de lealtad a un principio, lealtad a un equipo o lealtad a los propios ideales, ésta debe estar combinada con un elemento de amabilidad. Así lo creían los antiguos chinos: el exterior se ve redondo, mientras que el interior se ve cuadrado. Una persona debe ser amistosa, pero no pueden faltarle principios. 


 
Fuentes: Filosofía Oriental, Astrología China, El gran Libro de las Mancias, L. G. Época.