WhatsApp lanza de manera paulatina para sus millones de usuarios una actualización que pone punto final a uno de los problemas más añejos que tiene la aplicación y que afecta a la versión para equipos Android.

Se trata de un error que era difícil notar en muchos teléfonos de gama media y baja, pero en dispositivos con buenas pantallas y gran resolución era “fácil” percatarse del defecto.

El problema, conocido como “Splash screen”, está a la vista al abrir la app donde se ve una línea horizontal de izquierda de la pantalla hasta el logo.

Según reveló el portal especializado WABetaInfo, la actualización es la número 2.19.297.