Es de la familia de las Oleaceae. Pertenece a la región mediterránea. Es un árbol emblemático de la cultura mediterránea. Su nombre deriva del termino latino "oleum' que significa "aceite'.
La Olea europaea es un árbol muy extendido en nuestra región por su fruto, la aceituna la calidad del aceite que se obtiene.
Los ejemplares añejos, muchas veces centenarios, procedentes de antiguas plantaciones aceituneras, son utilizados en la actualidad con fines ornamentales.

De tronco, grueso e irregular, llegando a retorcerse y hacer formas como torturadas, estrafalarias, con copa amplia. Las esculturas que forman los troncos añejos son dignas de iluminar ya que visten el jardín de noche. Esta especie es muy longeva, puede vivir más de 1.500 años.
Es frondoso, de crecimiento lento, que no suele pasar de 10 m de altura.

Las hojas perennes, de textura coriácea y color verde gris en su cara superior y plateadas por debajo, le otorgan un carácter luminoso, fresco y brillante, que contrasta de manera llamativa con el verde tierno del césped.

El olivo prospera mejor en situaciones cálidas y soleadas, aunque es capaz de adaptarse a otras menos benignas.
No soporta el exceso de humedad. Es por ello que necesita ser plantado en un sustrato fresco y bien drenado, donde crecerá sin problemas.

Posee una elevada adaptación a suelos pobres.
Resiste los fríos, pero las heladas afectarán a la producción de frutos.

Tolera el viento, la contaminación, la caliza, la sequía, los suelos pobres y el escaso mantenimiento.
Se caracteriza por ser un árbol muy longevo de gran capacidad de regeneración, a veces con aspecto retorcido. Con la poda conseguiremos seleccionar las ramas más adecuadas e ir dando al árbol la forma que consideremos más adecuada para el espacio exterior.

Retirar las ramas secas para favorecer el nacimiento y crecimiento de los nuevos brotes. La poda es de renovación de ramas viejas. Su multiplicación es por: estaquillas de madera del año anterior, acodo e injerto. Su sanidad, es sensible a hongos (Tuberculosis, Repilo) y a insectos (mosca del olivo, prays, arañuelo, cotonet y barrenillo del olivo).


La floración
 


Las flores forman racimos que aparecen en las axilas de las hojas y son de color blanco, con un olor agradable. Florece mediada la primavera.

 

El fruto, las aceitunas

 


Al final de otoño o en invierno los frutos, las olivas o aceitunas, se hacen patentes sobre las ramas, primero verdes y después en oscuros tonos violáceos. Las aceitunas, pueden ser redondeados u ovalados, grandes o pequeños, según la especie de olivo.

 

 

 Aceites


Tanto el aceite extraído como la aceituna tienen múltiples usos en la cocina y hoy son considerados parte básica en la dieta nutricional. El aceite es usado además en cosmética y posee otras propiedades medicinales, puede ser utilizado como bronceador.
Con las hojas se preparan tisanas contra la hipertensión y sirve también para fabricar jabon

 

Su inclusión en jardinería 


Se debe a la relativa facilidad que tiene el olivo de ser trasplantado en su edad adulta. Normalmente como ejemplar aislado. también el paisajismo actual lo utiliza en grandes macetones.