La polémica comenzó a recorrer el país ni bien las fotos comenzaron a circular. En ellas se ve a Fernando Jones Huala, líder de la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), en su papel de flogger, la tribu urbana que fue furor hace una década en el país y cuya máxima referente era Agustina "Cumbio" Rivero.

 

Jones Huala saltó a los medios en el último mes debido a su pertenencia a la RAM y por haber sido parte de la protesta realizada el 1 de agosto en la ruta 40 en el Pu Lof de Resistencia que fue reprimida por Gendarmería y donde fue visto por última vez Santiago Maldonado.

 

 

Fernando también es hermano de Facundo Jones Huala, quien está detenido desde el 27 de junio porque pesaba sobre él un pedido de captura de interpol ya que estaba acusado de incendiar un fundo en Chile.

 

El líder de la RAM también había sido detenido por su activismo junto a dos compañeras en una protesta. En esa ocasión le encontraron "un manual de guerra" y otros elementos. Cuando su nombre empezó a conocerse, dio entrevistas donde afirmó: "Este trabajo que estamos llevando los jóvenes es el legado de la palabra mapuche, es la experiencia que vivieron los antepasados, es el conocimiento y la sabiduría que no se debe perder. Nosotros estamos trabajando para que no se pierda ese legado milenario de los mapuches".

 

Este presente dista bastante de su actividad de hace algunos años. Jones era uno de los tantos floggers que se juntaban en el shopping del Abasto en la ciudad de Buenos Aires. Se vestía con la ropa de colores flúo y se hacía el peinado típico con pelo planchado y raya al costado. También tenía cuentas en redes sociales que mostraban esa actividad y esas son las imágenes que han surgido tras la exposición mediática que alcanzó recientemente.