Tras conocer la decisión de la Cámara de Diputados, que dio media sanción a la ley de despenalización del aborto, la referente de la Nueva Izquierda y miembro de la agrupación feminista Juntas y a la Izquierda, Mary Garrido, celebró lo que consideró un avance.

 

“Teníamos muchas expectativas porque cada vez se sumaban más posturas a favor de la legislación”, comentó Garrido. Y agregó que “creo que este es un logro de las mujeres y de toda la sociedad. Esta ley es un reclamo de salud pública, de justicia social y de derechos humanos, porque el aborto está aprobado por todos los tratados internacionales”.

 

En cuanto al futuro de la norma, que tendrá que ser debatida en la Cámara Alta, consideró que “el Senado deberá rever la postura conservadora que siempre ha tenido. Los senadores van a tener que tener en cuenta la magnitud de la movilización que se generó entre ayer y hoy en el país. De otro modo, van tendrán que replantearse el deber de la función pública”.