Desde los Institutos Penales de la provincia de Tucumán, se decidió colaborar con los miles de damnificados por las lluvias e inundaciones que afectaron a las localidades del sur de la provincia tucumana.

 

 

Al menos 500 raciones de comida del penal de Concepción y otras 800 de la institución de Villa Urquiza, fueron donadas por guardiacárceles y reclusos para ayudar a paliar la difícil problemática que se vive en esa provincia.

 

Las raciones fueron repartidas por el personal del Servicio Penitenciario, pero la situación continúa siendo crítica y los afectados por el temporal ya suman más de 12.000.

 

Fuente: El Liberal