Conociéndote, Felicidad no tienes dueño, Toda una noche contigo, No quiero ser más tu amigo, son algunas de las baladas inoxidables que alumbró este artista  que ya lleva más de 50 años dedicados a la música. César Banana Pueyrredón regresa a San Juan, esta vez, para actuar en el Auditorio Juan Victoria (ver aparte) y le contaron que la sala tiene el nuevo Steinway. "Se me caen las babas por probarlo", comentó en su charla con DIARIO DE CUYO el vocalista que se formó tocando el piano y adelantó que está pensando cuál de sus hits arreglará para interpretarla en el flamante instrumento. 


El músico, que el 7 de julio pasado cumplió 65 años, fue parte de una de las primeras bandas que cantó rock en español, ("Banana", 1968-1984); lanzó 13 discos, muchos de ellos recopilaciones de su propia obra y no tiene problema en admitir que desde el 2004 no compone nuevas canciones porque está dedicado a ser su propio manager. "Demasiado tiempo al teléfono y poco en el piano, me dice mi mujer", reconoce este ícono de la música romántica al estilo argentino dice, "más fieles al rock y al pop" que la música que se hace en Centroamérica. 


Banana reconoce que recién está por subirse a la ola digital que hace tiempo copó la música, con discos que se descargan, temas que se compran en Internet y o que se escuchan gratis en distintas plataformas. Aunque dará el gran paso hacia lo digital, reconoce que "el disco tira y sé que mi publico es como yo, le gusta comprar el disco, tener el objeto. Los comprendo y lo comparto" sostuvo el músico que a propuesta de este medio analiza cómo es el romance en esta nueva Era, comandada por Internet.

 


-¿Cómo es el amor en tiempo del Whatsapp?


-Horrible.. horrible (risas). Es chiste, pero esta cosa de nos conocemos por Facebook, nos mandamos fotos por Instagram y casi nos casamos por Skype... En eso sí soy a la antigua, me gusta el contacto cara a cara. Como digo en una canción nueva mía: "Cara a cara, noche a noche, piel con piel. 


-¿En tus relaciones personales prescindís de la tecnología?


-Sí, para mí el Whatsapp es bueno para conexiones rápidas, "hola, ¿que tal? Nos vemos o Llego tarde". No soy de mandar mensajes o videos largos. Mi cumpleaños fue una cosa terrible, fue el 7 de julio y fue un acoso en mis redes, que por ser mis amigos me los banco a todos, pero ya veo que para el Día del Amigo va a ser una cosa insoportable, de todo el mundo filosofando sobre la amistad. 


-¿Las dedicatorias de amor han cambiado también?


-Sí, han cambiado, aunque algunas cosas, no. Algunos códigos siguen vigentes. Otros han cambiado, eso si lo tomo divertido, veo a mi hija como maneja su noviazgo muy nuevito  por las redes y cómo es con respecto a nosotros (los grandes). Yo sigo pensando en las relaciones cara a cara y piel con piel, porque hay gente que corta un noviazgo por Whatsapp! Algo que no se puede creer... Las redes sirven para acercar a gente que está muy lejos y para alejar a gente que está muy cerca.


-Antes se dedicaban canciones tuyas y otras, en las radios o se copiaban canciones, ahora eso no existe.


-No tanto. Todavía me para gente en la calle para agradecerme que conocieron a su mujer, novia o 
amante gracias a una canción mía y otros que me insultan por lo mismo (risas), porque dicen que hace 25 años están con "la bruja" a la enamoraron con un tema mío, o tacheros que no me cobran el viaje porque se casaron gracias a No quiero ser más tu amigo. Creo que esto también puede pasar en esta época. 


-No te da nostalgia entonces, cómo eran antes las relaciones, sino esperanza.


-Creo en la fuerza de la canción. Hasta en las canciones nuevas también. Yo me doy cuenta, mi hija me hace escuchar de cantantes americanos e ingleses y digo está es buena, esta también es buena. Esto sí me encanta de Youtube, encontras cosas increíbles.


-Y el reggaetón, que está tan de moda...


-No me gusta. Aunque es divertido para bailar en un casamiento... Despacito es la mejor. Pero hay mucho reggaetón muy malo lo de "Felices los 4" y es un gran autor e intérprete Maluma, pero me parece espantoso el mensaje que está dando sabiendo que tiene un público adolescente. Yo voy a seguir hablando de la mujer y el amor como a mí gusta.



-¿Alguna vez le pesó o pesa ser considerado un ícono romántico?


-No no. No. Es lindo, no me pesa. Me cuesta explicar a veces que yo soy un autor de canciones románticas, pero eso no me hace un romántico especial. Yo con mi mujer soy normal: en casa es dame plata que voy al supermercado. No estoy todo el día cantándole canciones de amor en un lecho de rosas. La gente sí cree que yo soy muy romántico. Lo que sí creo que me he manejado como pez en el agua con las frases que tienen que ver con lo romántico. No sé por qué, ahí estuve más valido desde el punto de vista artístico. Si yo hago una muy buena canción de amor, estoy enriqueciendo el espectro nacional. Yo me acuerdo cuando vivía Cerati, yo decía yo podría cantar Ciudad de la furia y lo puedo hacer bién, pero te imaginas a Cerati cantando No quiero ser más tu amigo?. No. Cada uno tiene su espacio. Porque cada uno tiene que hacer lo mejor que pueda de lo que le sale bien. Porque así nos enriquecemos todos. 

El dato

César Banana Pueyerredón. Concierto, viernes 14, a las 21.30 en el Auditorio Juan Victoria. Anticipadas $250 en Farmacia Echagaray, Data, Drugstore 1345 y boletería de la sala.