Duplicado. Paulo Dybala recuperó la memoria para la Juventus y anotó dos de los tres goles ante Verona.

 

Paulo Dybala se reivindicó este sábado con un doblete decisivo para darle al Juventus un trabajado triunfo 3-1 en el campo del Hellas Verona, en el duelo que cerró la decimonovena jornada de la liga italiana. Después de tres suplencias consecutivas, Dybala salió de titular y lideró al Juventus con dos grandes goles, del 2-1 y del 3-1, para acabar con un Verona valiente, que había empatado el tanto inicial del francés Blaise Matuidi gracias al uruguayo Martín Cáceres.

El conjunto turinés, vigente campeón de Italia, terminó su 2017 con un triunfo importante, que le permitió situarse segundo y mantener la desventaja de un solo punto con respecto al líder Nápoles, que ganó el viernes en el campo del Crotone. Fue una noche positiva para Dybala, que tras jugar apenas 29 minutos en los últimos tres partidos, lideró al Juventus en el momento de la necesidad. El empate parcial complicó notablemente el trabajo de los turineses que logró hacerse con una nueva ventaja gracias a una gran diana en estirada de Dybala, que superó al portero con la pierna derecha tras un gran centro del suizo Stefan Lichtsteiner.

Fue una liberación para la "Joya", que no marcaba en el campeonato desde el pasado 19 de noviembre y que poco después sentenció el duelo con otra grandísima jugada personal.

El doblete de Dybala permitió al Juventus llegar a tiro de Napoli.