Favio Cabrera - Enviado Especial
DIARIO DE CUYO

 

Una chalina de lana de oveja hilada a mano por una artesana sanjuanina y una carta con la historia del club, sus 10 años, sus logros y el detalle de la constante presencia de la imagen de la Virgen de Luján en su camiseta ya están con el Papa. En un hecho histórico para UPCN San Juan Voley y en el marco de la gira que el equipo realiza por Europa, un grupo de dirigentes encabezados por Pepe Villa participó en el Vaticano de una audiencia general con el Papa, quien impartió sus bendiciones. Fue una experiencia increíble para los representantes sanjuaninos, quienes de esta manera le siguen dando forma a las celebraciones por el primer decenio del club más ganador a nivel internacional del vóley argentino.

La audiencia general con Francisco fue gestada por el manager Enrique Valle, y en coincidencia con la gira del club. Un grupo de dirigentes (que acompaña al equipo) representó al club y a llegar a la Plaza de San Pedro fue asignado a un lugar muy cercano al trono del Papa. Para participar de esta acción es necesario contar con la aprobación al pedido de la Santa Sede, que entrega los pasaportes (biglietis), fundamentales para ser parte de la ceremonia.

Y desde el sitio asignado, a no más de 8 metros del Papa y sobre los escalones de la Basílica de San Pedro, los sanjuaninos participaron de la audiencia que también tuvo a cientos de peregrinos de todo el mundo.

En una jornada calurosa y con impiadoso Sol, hubo tres aspectos de profunda emoción para la delegación de UPCN, independientemente del sólo hecho de ser parte de la audiencia en el Vaticano.

Uno fue el anuncio, desde el púlpito, de la presencia de los representantes sanjuaninos del vóley. Es que antes de comenzar la ceremonia y, según la lengua de los países nombrados, anuncian participaciones muy puntuales. En el idioma español sólo mencionaron la presencia de Argentina y de Colombia y en particular del club sanjuanino, lo que motivó la alegría de los dirigentes de UPCN.

 



La otra fue la bendición del Papa, un rito de profunda fuerza para la cultura católica pues se trata del sucesor de Pedro, en el lugar más importante del mundo para la Iglesia Católica Apostólica Romana, quien bendijo a los sanjuaninos tras una oración que en estas audiencias sólo se da en latín.

En tanto, el otro suceso intenso fue cuando uno de los dirigentes logró acercarle a Francisco un regalo muy particular. El club eligió darle una chalina de lana de oveja hilada a mano y teñida con tintes naturales, de color tierra por ser representativo de los pueblos originarios. Fue realizada por la artesana Edit Balmaceda, con técnicas propias de la región cuyana.

Además, le dieron una carta en la que el club manifiesta el orgullo de poder estar en la audiencia en el marco de las celebraciones por los 10 años de UPCN San Juan Voley, junto a un repaso a la historia del club. En el texto resaltaron un hecho que no es habitual en el deporte profesional y es la presencia de la imagen de la Virgen, en este caso la de Luján, que acompaña a la camiseta de UPCN desde su primer año de vida, en 2007. Tras una acción que desde que se inició hasta el regreso al hotel tardó más de cuatro horas, el grupo arribó con una enorme satisfacción. "Para UPCN San Juan Voley esto es un hecho histórico y muy importante. Contar con la bendición del Papa para toda la familia de vóley sanjuanino no es algo que se dé habitualmente y a nosotros nos llena de orgullo", expresó José Pepe Villa, presidente del club.

Regalo. Uno de los dirigentes de UPCN logró entregarle al Papa una caja en cuyo interior contenía una chalina sanjuanina y una carta con la historia de club.