Una patada en la nuca la causó una hemorragia letal a Cristian Cortez (18). Por ese ataque homicida hay tres detenidos.

Una patada en la nuca causó la hemorragia cerebral que le puso fin a los días de Cristian Cortez (18) el jueves 15 de marzo pasado a media mañana; la noche previa había sido linchado por robarle el celular a un chico junto a un cómplice, que pudo escapar. Según fuentes judiciales, la autopsia en el cadáver reveló, además, que todos los golpes los recibió en la zona superior, básicamente en la cabeza, y que eso explicaba por qué le faltaban dos dientes de arriba y presentaba una fractura en el maxilar superior, precisaron.

Cortez tenía una pena en suspenso por robo y problemas con las drogas igual que su cómplice de 17 años. La noche del 14 de marzo último, tras el partido de Boca y River, resolvieron amenazar con una punta a un chico de 15 años que esperaba a su novia en una plaza de Caggiano y Vidart, frente a la Cerámica San Lorenzo, en Rawson. Le preguntaron la hora y, cuando sacó su teléfono, le pusieron el arma en la espalda y lo obligaron a entregar el aparato.

Entonces el cómplice de Cortez salió a toda carrera. Según fuentes judiciales, Cristian fue retenido por la propia víctima en un forcejeo, hasta que aparecieron por lo menos cinco sujetos y le dieron una paliza.

Voceros del caso aseguraron que Cortez pudo zafar de los "justicieros" y fue auxiliado por un matrimonio cuando llegó un patrullero y se los llevó presos a todos a la seccional 25ta. Allí vomitó sangre y le ordenaron limpiarla, pero se descompuso y su suerte quedó sellada.

Por el caso hay cuatro detenidos: el menor cómplice de Cortez en el robo que ayer declaró ser adicto. También hay dos mayores y otro menor detenidos, pero ligados a la paliza mortal que recibió Cortez.

En los próximos días, el juez deberá resolver cómo califica el delito. La familia de la víctima pedirá homicidio agravado.