A las 11 de este sábado se confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de Micaela García, luego de que el detenido, Sebastián Wagner, marcara el lugar donde había arrojado el cadáver. La información se venía manejando como versión desde casi una hora antes, hasta que desde la Policía se dio la confirmación.

 

 

Wagner fue condenado por dos casos de violación y, pese a los informes que desaconsejaban su libertad condicional, el juez de Ejecución de Penas de Guleguaychú, Carlos Rossi, había dispuesto su excarcelación.

 

 


Micaela estuvo desaparecida desde el sábado a la madrugada, cuando salió del boliche King. Wagner fue detenido el viernes por la noche en Moreno, provincia de Buenos Aires, y fue con su captura que se precipitaron los últimos acontecimientos.

 

Con la noticia del desenlace fatal, el magistrado se convirtió en eje de las críticas en las redes sociales y muchos exigen su destitución.