En casa. El intendente de Ullum cumple algunas funciones municipales desde su domicilio ya que, según explicó, no puede pasar mucho tiempo en el edificio comunal porque se está recuperando de su operación. 


La grieta entre el intendente de Ullum, Leopoldo Soler, y los concejales sigue dando que hablar. El jefe comunal ahora vetó la ordenanza que lo puso en funciones el 15 de marzo pasado porque entiende que es improcedente, ya que se hizo cargo del municipio cinco días antes. Pero dicha decisión fue rechazada el jueves en sesión extraordinaria por la totalidad de los ediles, por lo que la norma quedó firme. De esa manera, se generó un vacío legal durante el período que va desde que el titular del Ejecutivo volvió a tomar las riendas del departamento hasta que el cuerpo deliberativo lo habilitó a cumplir sus funciones. En ese lapso, inclusive hay dudas si las decisiones que tomó fueron legales. 


Ante esa situación, el intendente confirmó a DIARIO DE CUYO que concurrirá a la Justicia para determinar quién tiene razón. Los concejales concuerdan con ese punto, dado que sostienen que hay personas que se han visto perjudicadas por la sospechosa legalidad de los actos que realizó el jefe comunal, como el ex secretario de Gobierno, Lucio Echegaray, quién fue desplazado. 


La disputa entre los ediles y Soler se produjo luego de que este regresara a Ullum tras permanecer internado 22 días por un problema de salud (Ver cronología). El intendente basualdista realizó algo inédito: sin escalas, salió de la clínica donde estaba internado y llegó al municipio para hacerse cargo de la Intendencia. Según los trascendidos, la urgencia del jefe comunal se debió a que su interino, el presidente del Concejo, Alfredo Carrizo, efectuó varios cambios mientras condujo el municipio. En ese período de tres semanas, desafectó personal, dejó de lado a 18 contratados, incorporó a otros tantos y designó a nuevas personas en áreas clave. Apenas pisó suelo ullunero, Soler firmó un decreto con el que “extinguió” la ordenanza que puso en funciones a Carrizo en el Ejecutivo y dispuso su reasunción en la comuna. La situación generó un quiebre con los ediles, quienes entienden que el pedido de regreso debía pasar por el Concejo y no salir a través de un decreto municipal. Por eso, el 15 de marzo realizaron una sesión extraordinaria donde sancionaron la ordenanza 076/2017, que lo habilita a Soler a cumplir las funciones de intendente desde esa fecha y no antes. Esa norma es la que ahora el intendente vetó, debido a que señala que es de una “ilegalidad manifiesta” porque “entorpece el desenvolvimiento normal y habitual del Ejecutivo, de continuar su aplicación, redundaría en un perjuicio municipal”. Con esa notificación, los ediles llevaron adelante una sesión extraordinaria este jueves, en la que le asestaron un revés legislativo al Ejecutivo municipal. Por unanimidad, el Concejo rechazó el veto, por lo que quedó firme la ordenanza que pone en funciones al intendente desde el 15 de marzo. Para los ediles, todo lo que firmó Soler durante cinco días no tiene validez.


Carina Peralta, concejal del Frente para la Victoria, dijo que “lo que hemos hecho es sin mala intención, pero tomamos conocimiento que Soler entró en funciones el día miércoles y desde ese día quedó habilitado”.
Por otro lado, el intendente dijo que “he vetado la ordenanza porque es el requisito legal para acudir a la Justicia. Los concejales lo que quieren es una destitución del poder, sin argumento y sólo por ambiciones políticas. Entiendo que algunos corruptos quieran esto”.
 


Polémica por los fondos de la fiesta


El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un pedido de informe para conocer qué pasó con los 1,2 millones de pesos que Leopoldo Soler recibió en sus manos para llevar adelante la fiesta de Ullum y su Espejo, la cual se realizó en febrero. El intendente confirmó que dispuso de esos fondos y que no sobró nada porque “a los artistas se les pagó en el momento, una vez que bajaban del escenario”. Los concejales desconocen si sobró algo y manifestaron que hay versiones que indican que Soler tuvo parte del dinero en su casa. Sin embargo, este lo desmintió. Los ediles confirmaron que hasta el momento no han tenido respuesta y, a través de otro pedido, han insistido sobre la necesidad de que el Ejecutivo explique cómo se realizaron los gastos para la fiesta departamental. 
 

Cronología

Febrero/2017


16 El intendente Leopoldo Soler fue internado de urgencia en la Clínica El Castaño tras padecer un agudo dolor abdominal.

Marzo/2017


10 Soler llegó al municipio sin escalas desde la clínica. Firmó un decreto extinguiendo una ordenanza municipal para retomar sus funciones.

Marzo/2017

23 

Los concejales rechazaron el veto, dejando firme la ordenanza sancionada que pone en funciones a Soler desde el día 15 de ese mes.