Hoy se llevará a cabo el juicio contra el ex interventor del IPV, Juan Terranova, quien está acusado de haber violado sus deberes de funcionario público al haber avalado un desalojo ilegal. El dato fue confirmado por fuentes de la fiscalía que conduce Alejandro Mattar y del juzgado de Carolina Parra.

El debate se había fijado el 21 de noviembre, pero el imputado no se había presentado. Desde el Tribunal que dirige la magistrada no dieron explicaciones sobre cuál fue el motivo del faltazo, por lo que se verá que sucede hoy.

De acuerdo al expediente, el abogado Pablo Ruarte denunció que personal de la repartición irrumpió a fines de 2004 en el hogar de su madre, en Rivadavia, quien había fallecido, y de la cual él es el heredero.

Según las fuentes, en la causa no hay ninguna resolución de revocación de la adjudicación ni de desalojo de la vivienda.

Así, todos los cañones apuntaron contra Terranova, la máxima autoridad de la repartición en esa época. Todo se habría originado por supuestas denuncias que señalaban que en la casa no vivía nadie, pero el denunciante argumentó que él viajaba por temas familiares y de trabajo y que su madre atravesaba problemas de salud, por lo que tampoco solía estar mucho tiempo en la casa.

El delito por el que será juzgado Terranova tiene una escala penal de un mes a 2 años de prisión, por lo que ante una eventual condena no irá a la cárcel.

La causa se desató en diciembre de 2004 y a pesar del paso del tiempo, aún sigue viva, ya que el Código Penal establece la suspensión de la prescripción en los casos de delitos cometidos en el ejercicio de la función pública, mientras el acusado se encuentre desempeñando un cargo público. Terranova fue interventor del IPV desde diciembre de 2003 a junio de 2006.

Luego ocupó otros cargos en la gestión giojista y en la Municipalidad de la Capital hasta 2015.