Fotos: Gentileza Adriana Bracco y Martín Almirón

San Juan transita un interesante camino para consolidar lo que será el primer geoparque de la provincia ubicado en Pocito, a sólo 40 kilómetros de la capital. Se trata del Cerrillo Valdivia, zona que cuenta con un patrimonio geológico particular de gran interés científico, además de valor estético, cultural y didáctico, todos requisitos indispensables para recibir esta denominación. La propuesta surgió desde el Instituto de Geología Dr. Emiliano Pedro Aparicio (Ingeo) dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de San Juan, y hasta el momento se han conseguido varios logros, aunque aún falta la infraestructura que servirá de base para esta propuesta que, lógicamente, también tiene un fin turístico.


Quien encabeza esta iniciativa es la licenciada Adriana Bracco, junto con un grupo interdisciplinario de la UNSJ, y la participación de la Municipalidad de Pocito, a quien se le ha entregado una propuesta para conseguir fondos que facilitarían la concreción de las obras. 


Hasta el momento se está capacitando gente del lugar, se han creado senderos para la práctica de trekking y bicicleta, los artesanos venden sus productos (de manera precaria por la falta de obras), y sobre todo, los pobladores han tomado conciencia del valor del lugar y de lo que eso significa para ellos, para San Juan, y para todos los que quieran visitar el cerrillo ya sea por motivos científicos, turísticos o de recreación.


Quienes lo conocen y han hecho cumbre en este cerro de 820 metros de altura aproximadamente saben que es un mirador natural único, que cuenta con fauna y flora típica del lugar, y es un sitio cuya geología cuenta parte de la evolución del planeta. Tanto es así que allí se encuentran las rocas más antiguas de la provincia.

La comunidad de Carpintería comprometida con el proyecto participa activamente en las reuniones destinadas a concretar el geoparque

"El Instituto de Geología, dentro de todas sus líneas, tiene un proyecto vinculado a la valorización del patrimonio geológico de la provincia, ya que por su ubicación es realmente muy rico. Tanto es así que siempre vienen de otras universidades para observar cómo es el levantamiento de cordillera, precordillera y valles intermontanos. Se dedica, entre otras cosas, a realizar estudios en diferentes lugares y lógicamente va encontrando zonas donde los procesos geológicos están impresos en las rocas, algo que no sucede en todas partes, por eso decimos que tienen un gran valor patrimonial nacional e internacional. Desde hace tiempo tratamos que ese patrimonio sea conservado para las generaciones futuras y una de las formas de hacerlo es a través de los denominados 'geoparques' que por definición deben contar con alto valor geológico. El tema es que, muchas veces, por convivir con este paisaje, desconocemos la importancia que tiene para la ciencia, por ese motivo es que se trata de vincular a la comunidad de sus alrededores con este proyecto", explica Adriana Bracco, quien conserva intacta la esperanza de convertir el lugar en lo que la Unesco denomina geoparque (ver recuadro aparte).


La idea global es que los miembros de la comunidad que lo rodea sean los mismos que actúen en su cuidado y preservación. En este caso son los habitantes de Carpintería que a la fecha han respondido satisfactoriamente con este propósito, y es con quienes los especialistas universitarios intercambian conocimientos y valores propios de la zona.

"La sociedad del lugar es quien debe apropiarse y convertirlo en su medio de trabajo a través de actividades como el geoturismo. En Carpintería esto ya se ha logrado y trabajan en forma conjunta con nosotros, tanto que en cada evento que han realizado como el Dakar o carreras de ciclismo han vestido al cerro, salen a ofrecer sus productos, y están orgullosos de lo que tienen", agrega la especialista.

  • Obras que esperan

Claro está que otro de los pilares fundamentales son las obras, que se han visto impedidas por la pandemia y por el terremoto que afectó la zona el 18 de enero último. Ante ese panorama y la posibilidad de utilizar un programa provincial denominado "Nuevos Sitios", el equipo elaboró una propuesta que fue recientemente entregado al intendente de Pocito, Armando Sánchez, ya que sólo puede ser tramitado por los municipios. 


"Este programa prevé la entrega de módulos que a nosotros nos servirían para hacer los espacios de recepción, información turística, sanitarios, un salón para exponer artesanías o productos que ofrece la comunidad. Nuestra esperanza es que en algún momento vamos a tener un centro de interpretación e información que permitirá un servicio de mayor calidad. Es una lucha que perseguimos día a día", indica Bracco.


Actualmente, y pese a todo, el proyecto no se detiene, al punto que se están realizando cursos para preparar a los pobladores como guías o anfitriones turísticos, y se espera, al menos, colocar cartelería con información vinculada a lo geológico, biológico, entre otros aspectos de importancia mundial.


"La idea es ofrecer un servicio que acompañe a la belleza paisajística del lugar, que quien vaya a caminar se encuentre con una explicación sobre el relieve orográfico de precordillera, en qué consistió, que movimientos geológicos actuaron. De ese modo se informa y educa al visitante", agrega.


El equipo también está integrado por expertos en sismología que han relevado fallas en la zona, sobre todo aquellas que están activas entre Carpintería y el cerrillo Valdivia. En este punto hay que recordar que -antiguamente-, allí había una estación del Inpres con un sismógrafo que debió ser retirado por los reiterados actos de vandalismo. "Creo que ahora, con todo el trabajo que se realiza con la comunidad, podría verse la posibilidad de colocar nuevamente el instrumental. Eso serviría para que la gente que llegue hasta al lugar, sobre todo turistas, comprendan el significado que tiene para un sanjuanino convivir a diario con este fenómeno de la naturaleza", asegura.


Dentro del equipo también hay biólogos encargados del relevamiento de la flora y fauna, otro dato interesante para colocar en los carteles indicadores, y para realizar avistajes de zorros, roedores y otros animales que forman parte de ese hábitat.

  • Belleza e interés geológico

"Si uno sube al cerro se pueden observar las sierras chicas de Zonda, el Valle de Tulum, y si hay buen clima se puede avistar el cerro Pie de Palo, el cerrillo Barboza, es algo increíble. Desde el punto de vista geológico, todo ese relieve -tanto positivo como negativo, como le llamamos nosotros-, se puede ilustrar con fotos para explicarle a los visitantes cómo fue el proceso que se produjo durante el levantamiento de los Andes", cita la experta para seguir sumando interés a este sitio de altísima importancia geológica.


A raíz de esto se desprende el gran valor educativo porque los alumnos de cualquiera de los niveles educativos podrían aprender de manera super didáctica acerca de estas formaciones y su evolución a través del tiempo.


"Esta zona es un aula a cielo abierto. Si uno ve los programas de educación de los colegios cuando se habla de ciencias naturales se menciona biología, pero nada del sustrato o de geología, y si ven algo es muy poco. A veces mencionan minerales, los movimientos de placa, por lo que ahí tenemos un trabajo que consiste en llevar a las escuelas para que los chicos vayan. De hecho ya estamos llevando alumnos, que han hecho colecciones de minerales y rocas del cerro Valdivia que ellos mismos han buscado y clasificado. Ni hablar de lo que esto significa para ellos y el entusiasmo que eso genera", acota Bracco.

  • Turismo religioso

Debido al valor científico, educativo, paisajístico, cultural, entre otros, el Cerrillo Valdivia puede transformarse en un gran polo turístico. Y si a esto se suma que el factor religioso está presente, la propuesta termina de cerrar por todos lados.
Allí se encuentra una capilla en honor a la Virgen del Tulum, que fue construida sobre los adoquines que estaban en la Catedral de la provincia y en Santo Domingo antes de su derrumbe en el terremoto del 44. Su misión es proteger a la zona de nuevas catástrofes naturales.


En otro costado se venera a la Virgen Santa Bárbara, Patrona de Pocito, y en este lugar también se preserva la urna con cenizas de las víctimas de aquel terremoto.


Un tercer punto es el Vía Crucis -con todas sus estaciones-, obra de los pobladores, lo que sin duda pone de manifiesto su valor cultural. Cada familia donó ladrillos y ellos mismos se juntaban para construirlo. Una historia a cada paso que se da.

  • Para la Unesco

La intención del grupo de trabajo perteneciente al Instituto de Geología de la UNSJ es convertirlo en "Geoparque de la Unesco". Para ello debe reunir los requisitos establecidos y que se indican a continuación:

  •  Todo geoparque debe contener elementos del patrimonio geológico, y utilizarlo de forma sostenible junto los elementos de interés arqueológico, ecológico, histórico o cultural para el turismo, la educación y el desarrollo socioeconómico local.
  •  Los Geoparques Mundiales de la UNESCO son áreas geográficas únicas y unificadas en las que los sitios y paisajes de importancia geológica internacional se gestionan con un concepto holístico de protección, educación y desarrollo sostenible.
  •  Utiliza su patrimonio geológico, en conexión con todos los demás aspectos del patrimonio natural y cultural de la zona, para mejorar la concientización y la comprensión de cuestiones claves a las que se enfrenta la sociedad, como el uso sostenible de los recursos naturales, la mitigación de los efectos del cambio climático y la reducción de los riesgos relacionados con los desastres naturales.
  •  En función de lo descripto dan a la población de la zona un sentimiento de orgullo de su región y fortalecen su identificación con el área.
  •  Se estimula la creación de empresas locales innovadoras, de nuevos trabajos y cursos de formación de alta calidad, a medida que se generan nuevas fuentes de ingresos a través del geoturismo, protegiendo al mismo tiempo los recursos geológicos del área.
  • Empoderan a las comunidades locales y les dan la oportunidad de desarrollar alianzas con el objetivo común de promover los procesos geológicos significativos, características, períodos de tiempo, temas históricos relacionados con la geología o la belleza geológica excepcional.
  •  Involucran a todos los actores locales y regionales relevantes y autoridades en el área (por ejemplo, dueños de la tierra, grupos comunitarios, promotores de turismo, pueblos indígenas y organizaciones locales)
  • Patrimonio geológico

El paisaje de una región guarda en sus rocas la historia de los distintos procesos geológicos que actuaron y actúan, a lo largo de la formación de la Tierra. Estas áreas son consideradas como Patrimonio Geológico, es decir zonas donde pueden ser estudiados y conocidos los procesos que transforman la superficie terrestre, como resultado de la dinámica del planeta.


 

  • El valor del Cerro Valdivia

El equipo interdisciplinario de la Universidad de San Juan cuenta con muchos elementos que ponen en valor al Cerrillo para que sea considerado como un geoparque. Aquí algunos detalles:

  •  Es un elemento orográfico de particular belleza. Por sus características paisajísticas, geológicas, arqueológicas e históricas, constituye un área con alto valor patrimonial natural y cultural a nivel local, nacional e internacional. 
  • Es un territorio único que integran los valores geológicos, arqueológicos, ecológicos, históricos y/o culturales de relevancia, administrados mediante estrategias participativas de conservación, educación para impulsar el turismo; donde su importancia radica que el patrimonio natural cultural, tiene un papel activo en el desarrollo económico sustentable de su territorio. 
  •  Está formado por un núcleo principal compuesto por rocas de edad precámbrica que son las rocas más antiguas de la provincia de San Juan y dos pequeñas lomadas ubicadas al sur del mismo, de edad paleozoica.  
  •  En la zona los cerros Barboza, Valdivia y Salinas que constituyen el afloramiento más occidental del basamento cristalino precámbrico de San Juan, son las rocas más antiguas de aproximadamente 900 - 600 millones de año. Pertenece al sistema de Sierras Pampeanas occidentales. 
  •  La cubierta sedimentaria que yace sobre el basamento consiste en terrenos continentales compuestos por areniscas y conglomerados verdes cubiertos por areniscas medias finas de color rojizo, ubicados al sur del cerro Valdivia, los que presentan restos fósiles de plantas. (Paleozoico). 
  •  Entre este relieve montañoso positivo, se encuentra una gran zona deprimida denominada Valle del Tulum formado por sedimentos no consolidados más modernos de edad neógeno- cuaternario, transportados por el río San Juan. 
  •  El yacimiento arqueológico ubicado en el sector occidental del cerro Valdivia, fue estudiado por Mariano Gambier, esta formado por depósitos superficiales de herramientas de piedra y sus desechos están diseminados en aproximadamente 100 hectáreas de extensión.
  •  Su antigüedad ha sido fechada entre los años 8500 y 8200 -antes del presente- y pertenecen hasta ahora, primera y única ocupación prehistórica del sitio. Los restos de estos primeros habitantes fueron identificados bajo la denominación de "Industria de la Fortuna", ubicados en el horizonte de cazadores-recolectores más antiguos de la región.
  •  La mayoría de las herramientas fueron elaborados con el cuarzo extraído del cerro y entre las encontradas, las más comunes, son puntas, hojas, bifaces y raspadores.