Fuente: Lic. Melisa Gangitano - Nutricionista
MP:372 - Dieta Club Cormillot

Estos productos generalmente se toman como suplementos nutricionales o sustitutos de alimentos con miras a aumentar la energía. Aumentar el consumo de proteínas puede ayudar a que los músculos se reconstruyan y que el atleta se recupere después de entrenamientos muy duros. No obstante, si su hijo tiene algún problema de salud o si está preocupado por una posible exageración con el consumo de suplementos, hable con un médico para obtener asesoramiento. Ahora bien, ¿conoces los suplementos deportivos que toman tus hijos adolescentes? Este es un tema muy serio porque el término "suplemento de mejora deportiva" significa diferentes cosas, para diferentes personas. Para algunos, los suplementos deportivos podrían significar un batido de proteínas con una inyección extra de vitaminas, pero para otros, puede significar un esteroide anabólico ilegal. Específicamente en el caso de los adolescentes no se han definido completamente cuales podrían ser los efectos secundarios y las consecuencias del uso de estos complementos a largo plazo. De ahí que sea tan importante conocer algunos datos sobre determinados suplementos, en aras de velar por la seguridad de nuestros hijos. Para ello entrevistamos a la profesional nutricionista, especialista en adolescencia.


1 - ¿Qué son los suplementos proteicos?


El término se refiere a aquellos polvos, barras, tabletas, batidos y demás productos que se distribuyen en forma comercial para complementar el consumo de proteínas de la dieta de quienes los consumen, generalmente, se distribuyen en forma de aminoácidos.



2 - ¿Cuál es la composición?


En la mayoría de los casos este tipo de productos tienen como mayor concentración proteínas en forma de aminoácidos como: l- leucina, l- isoleucina, l-valina, l-glutamina y otros compuestos como concentrado de proteína de suero de leche, creatina, -ala(alanina) y la taurina que tienen como principal función reducir el estrés oxidativo que genera nuestro cuerpo al realizar ejercicio, además de ser excelentes antioxidantes. Dependiendo de la marca, éste tipo de productos poseen en su composición grasas, y en menor proporción minerales e hidratos de carbono. Por lo tanto son fuente de calorías, las cuales deben ser equilibradas con la realización de actividad física regular.


3 - ¿Pueden los adolescentes menores de edad consumirlos?


En este punto es muy importante saber si nuestra dieta habitual llega a cubrir las recomendaciones diarias de proteínas.


*El adulto promedio necesita 0,8 gramos de proteínas por kilogramo de peso por día.


*Los deportistas recreativos necesitan 1,1 a 1,4 gramos de proteínas por cada kilogramo de peso corporal.


*Los atletas competitivos necesitan 1,2 a 1,4 gramos,


*Físico culturistas y deportistas de extremos pueden necesitar hasta 2 gramos por kilogramo de peso.


Lo importante es que la ingesta de proteínas vaya de la mano con el nivel de actividad física que la persona este realizando. En el caso puntual de los adolescentes, sobre todo en aquellos menores de edad, no se recomienda la utilización de estos productos, sino la realización de un plan alimentario acorde a sus actividades y supervisado por nutricionistas.


4 - ¿A que edad se recomienda utilizarlos?


Generalmente se recomiendan a partir de los 18 años, con asesoramiento nutricional y siempre en personas sanas y sin afecciones renales o hepáticas. Esta totalmente contraindicado en pacientes menores de edad.

 


 

5 - ¿Qué factores hay que tener en cuenta en la etapa de pubertad?


En la etapa de adolescencia prevalece un crecimiento aumentado tanto en altura, cambios en el peso, niveles hormonales y aparición de caracteres sexuales secundarios, que llevan a la madurez física. Este es un proceso que en cada individuo es diferente, por lo tanto a nivel alimentario es importante poder acceder a una dieta variada y adecuada de cada individuo en particular. Es importante durante esta etapa incluir alimentos ricos en proteínas como carnes blancas y rojas, lácteos descremados, incorporar variedad de frutas y verduras y no olvidar la ingesta en menor medida de hidratos de carbono como pastas, arroz integral y panificación integral. De esta manera logramos llegar a las recomendaciones diarias para este rango etario sin necesidad de suplementar productos industrializados.



6 - ¿Son nocivos para la salud?


Dentro de los efectos secundarios de estos productos podemos encontrar:


*Afecciones renales: la ingesta de proteínas en exceso puede influir negativamente en el riñón generando un trabajo "extra", lo cual a largo plazo trae aparejado insuficiencia renal.


*Acné, osteoporosis, inflamación abdominal y meteorismo: son otras de los efectos nocivos que pueden influir en la salud del individuo, esto se debe a que los suplementos proteicos contienen ph ácido y el cuerpo necesita contrarrestarlos sacando calcio de los huesos.


7 - ¿Qué sucede con el sistema hormonal de un púber?


Al querer alcalinizar la sangre, el organismo recurre a fuentes de calcio como son los huesos, por tanto el consumo en adolescentes predispone a aparición temprana de osteoporosis además de estar vulnerables a afecciones renales.


8 - Pero muchos adolescentes lo consumen para mejorar su aporte de nutrientes en la dieta. ¿Está bien?


Siempre y cuando tenga una alimentación variada y equilibrada, no necesitara de estos suplementos para cubrir sus necesidades de proteínas. Ahora en casos de que el consumo no cubra con esto, y el nivel de actividad física sea muy alto; se podrá realizar una suplementación en forma supervisada y controlada por especialistas en personas mayores de 18 años.



9 - ¿Qué pasa con el alcohol y la ingesta de estos suplementos?


Al tener una sobrecarga el riñón; por estos suplementos, el consumo de alcohol u otras sustancias nocivas aumentaran el riesgo a padecer afecciones renales y complicaciones asociadas.



10 - ¿Se pueden dejar de un día para otro?


Se recomienda ir disminuyendo en forma gradual la cantidad de tomas diarias de los mismos e ir aumentando la ingesta de proteínas en la dieta (Ej.: carnes magras, pollo, lácteos descremados, semillas, etc.) de esta manera evitaremos la fatiga y sensación de cansancio al realizar actividad física.


En todos los casos, es importante poder consultar a un profesional nutricionista para que adecue tu alimentación a tus actividades y siempre resguardando la salud.