Estaba el paisaje. Estaba el recurso humano capacitado. Estaban los proveedores. ¿Qué faltaban? Proyectos.

Ese panorama fue hasta ahora. Porque si se tiene en cuenta el movimiento de personas, de cámaras y de técnicos, la ecuación es sumamente beneficiosa para la industria audiovisual de la provincia. La cuenta es sencilla: a San Juan llegaron tres interesantes proyectos internacionales de videoclips y publicidad en tan sólo 5 meses (ver Imágenes que se multiplican). El pasado 8 de octubre se estrenó mundialmente uno de ellos -el video del cantautor español Leiva- y el último que tuvo como escenario Barreal para mostrar lo bien que calzan los jeans de una marca reconocida en todo el planeta, aún no sale a la luz porque recién terminó de filmarse esta semana. Se calcula que por ese trabajo de 3 días -esto sin contar la previa que es bastante más larga en tiempo y esfuerzo- quedó en la provincia más de 20 millones de pesos, entre sueldos de profesionales, alquileres de movilidades, alojamientos, servicios de comidas y otras necesidades requeridas para el rodaje. Además hay un plus, probablemente incalculable: todos esos rincones de la provincia donde transcurren las escenas de las canciones o transitan los modelos, serán vistos por millones y millones de personas a lo largo y ancho del planeta.


Lo que es mejor aún es que como dicen los involucrados, esto recién empieza. Queda mucho por hacer.


"San Juan de a poco se ha ido convirtiendo en un polo cultural y artístico para la industria audiovisual a partir de nuestro trabajo con Belisario Saravia, haciendo la parte ejecutiva y generando vínculos con productoras a nivel nacional e internacional que confían y traen sus proyectos. Claro que esto no podemos hacerlo los dos solos, este tipo de filmaciones generan puestos de trabajo para 23 rubros, desde la ferretería y el comercio, hasta modelos, movilidades, hoteles, catering, alquiler de caballos, entre otros y por supuesto los técnicos especializados, camarógrafos, productores de las distintas áreas'', explica Oscar Díaz, el sanjuanino que trabaja con sus contactos y sus colegas para que cada vez este tipo de producciones que se veían tan lejanas, puedan hacer base aquí. Inclusive su añoranza es que estos proyectos tengan continuidad en el tiempo


Por supuesto que la pregunta del millón es por qué eligen San Juan.
Primero y principal, argumenta Díaz, nace de una unión estratégica que permite hacer visibles a productoras de Clase A -como le llaman en la jerga a aquellos negocios audiovisuales que se ofrecen a grandes firmas y empresas- todo el potencial paisajístico, de logística pero a su vez de profesionales que hay en la provincia, un factor importante. De hecho, Díaz no descarta que hay recurso humano sanjuanino creativo y capacitado que ha recibido un gran empujón del movimiento artístico y fílmico que ha generado la Fiesta del Sol además de la instauración en la provincia de la Escuela de Cine (Enerc). Ambos espacios han generado propuestas concretas, pero también contactos, capacitaciones y actividad fluida.


Pero también destaca que "San Juan no es limitado en cuanto paisajes y podés hacer lo que quieras, hay variedad de geografías, desierto, verde, oasis, agua, mucho sol, un cielo maravilloso, lugares icónicos como la Pampa del Leoncito o Ischigualasto que difícilmente otro lugar en el mundo tengan tan cerca, tan a mano y tan accesible. Por supuesto que no lo eligen a ciegas: se hace un proceso antes de cada filmación que se llama scouting donde se piden referencias visuales, se buscan lugares como los que se necesitan según el guión, se envían fotografías y videos. Luego viaja una comitiva de producción a mirar los lugares y se ve que sirve o no para el proyecto'', dice y agrega que no es lo único bien valorado. "Además aquí siempre hay gente predispuesta, amable, generosa. Desde aquí estamos demostrando capacidad técnica y productiva, pero a su vez es considerado el tener el apoyo oficial del Ministerio de Turismo y Cultura que facilita acceder a los lugares necesarios o que Gendarmería ayude a cortar una ruta para filmar sin peligros o que colaboren para que podamos generar efectos especiales. Es la conjunción del trabajo de mucha gente''.


Quizás lo que podría ser un impedimento o una limitación, como el acceso a la tecnología que exige el rubro, no es problema. "En el mundo, esta industria funciona alquilando luces, cámaras y todas las herramientas necesarias porque nadie es dueño de semejante equipamiento que sale muy caro y que tiene una renovación muy frecuente. Entonces esto permite que se haga así en San Juan, Buenos Aires o donde sea'', aclara.


Fundamentalmente la tarea que se realiza a nivel local es la de filmación de imágenes que llegan "en crudo'', al estudio donde se hará toda la labor de post producción, revelado (porque se trabaja con material fílmico de mucha calidad), montaje, digitalización y una vez listo, difusión. Claro que cada vez que un proyecto audiovisual se concreta, esto significa que al menos 15 profesionales del rubro tienen tarea por hacer. A ellos se suman, varias decenas de personas que se ocupan en diferentes áreas o a las que se les compran insumos. La mayoría de las veces las cabezas de equipo -tal como se denomina a un productor general o ejecutivo- vienen de otros países, pero el resto de roles, lo ocupan sanjuaninos, promoviendo un intercambio que deja huellas y conocimientos en ambas partes.


En general para un rodaje, hay que disponer de 10 a 12 horas de trabajo de cámara. Es que las tomas, tal cuál se hace para una película, se repiten tantas veces como sea necesario. Se sigue un guión y una hoja de ruta, aunque por supuesto, siempre hay lugar a nuevas propuestas de los locales.


"Soñamos que este tipo de trabajos de videoclip y publicidades convivan desde San Juan y para todo el mundo con películas, documentales, ficciones, filmaciones institucionales y empresariales. Para que generen muchos puestos de trabajo'', dice feliz, Oscar Díaz, tan feliz como cuando puede mostrar a otros que ese video que sale en la tele, es fruto de su talento y el de muchos otros sanjuaninos.


Imágenes que se multiplican

Semejante movida comenzó cuando coincidieron en un film, Oscar Díaz, camarógrafo y fanático de las áreas de fotografía, producción e iluminación en este tipo de trabajos, y Belisario Saravia, el salteño que desde Buenos Aires (pero que ahora lo hace desde San Juan) aceitaba sus contactos con productoras como Mamá Húngara o Canada Film. Ambos llegaron a la conclusión que debían trabajar juntos para proponer a la provincia como escenario pero también como soporte de recursos humanos ligados a la industria audiovisual, cada vez que había un proyecto sobrevolando.


Alguna vez a Saravia le había resultado y logró convencer al equipo mas cercano de la banda francesa Agoria para que las imágenes de una de sus canciones tuviese como fondo y leiv motiv . Esa experiencia lo llevó a entusiasmarse con el lugar como ninguno otro.


Pero llegó la pandemia. Y se cerraron las puertas. Sin embargo, Saravia y Díaz, entre otros tantísimos camarógrafos y técnicos reconocidos de la provincia, se embarcaron en el desafío de hacer el primer rodaje publicitario vía streaming del país, para la firma Portho Gelatto. Esto significa hacer historia grabando a distancia y conectados a Internet con un director que estaba en Barcelona, el director de Arte desde Brasil, Belisario como productor en Buenos Aires y el resto del equipo en San Juan. La locación elegida esta vez fue el Aeroclub de La Laja, en Albardón, hasta donde llegaba un delivery de helados muy particular. Se presentó en junio del 2020 y esta prueba piloto los potenció.


De repente se multiplicaron los proyectos con Mamá Húngara como soporte: les pidieron un par de tomas de una manada de caballos salvajes corriendo en la inmensidad de El Leoncito para Dua Lipa, un videoclip que en su totalidad transcurre en ese mismo espacio para el español Leiva y un tercer proyecto, que acaba de terminarse de filmar, por distintos paisajes, donde los jeans son protagonistas.



Un vínculo fundamental

Hay dos realizadores claves que hacen las veces de nexo con la megaproductoras que buscan dónde y quiénes hagan sus filmaciones.


Uno es Oscar Díaz, egresado de la carrera de Realización Cinematográfica Integral en la ENERC Sede Cuyo. Fundamentalmente le gusta ser el director de Fotografía de proyectos audiovisuales, tarea que ha podido desarrollar en más de 50 propuestas de videoclip y comerciales tanto en San Juan como en Buenos Aires, donde alguna vez pensó en radicarse por estos "fantasmas'' de que la provincia no tenía mayores alternativas de desarrollo. Hace un tiempo que comprobó todo lo que pueda hacer desde acá, participando por ejemplo en el videoclip de Dua Lipa o el de la Isla de Caras.Es integrante de la Asociación Trabajadores audiovisuales de San Juan y socio de Guanaco Rental (primer rental de equipos de cine y video en San Juan), instructor de prácticas de fotografía en la ENERC y colaborador activo en proyectos audiovisuales del Teatro del Bicentenario.


La otra persona es Belisario Saravia, salteño, hasta hace poco radicado en Buenos Aires y ahora más que nunca sanjuanino por adopción, ya que buena parte de su familia vivía aquí, entonces se trasladó por los afectos y por el trabajo. Es Productor Ejecutivo, Fixer y Productor de locaciones con más de 30 años de experiencia en audiovisuales. Lo suyo son los videoclips y los comerciales. Ha trabajado con Duki, Khea, Cazzu, Lula Miranda, Miranda!, Thiago, Agoria, Sadaels y en promociones para Netflix LATAM en Argentina, entre otras 300 publicidades.


Cada filmación, en detalle


*Iceberg

El videoclip es parte del último disco de Leiva, Cuando te muerdes el labio, grabado para el sello discográfico Sony Music España, que se estrenó la primera semana de octubre. Este madrileño -llamado verdaderamente José Miguel Conejo Torres- no sólo es un artista español de mucha trayectoria que tiene 15 millones de reproducciones promedio en YouTube y casi 2 millones de seguidores mensuales en Spotify, considerado una de las grandes estrellas del pop-rock español. Además es el productor de Abel Pintos y Joaquín Sabina.


En el video de la canción interpretada junto a la mexicana Fer Casillas, se ve a la protagonista con rasgos orientales interactuando con quien conduce una camioneta y cuatro bailarinas, en un paisaje montañoso y agreste, típicamente sanjuanino, aunque por momentos hay agua e inclusive las formaciones del Valle de la Luna. Los actores sanjuaninos son Jorge Espinoza, quien vive en el puesto de Vialidad de Marayes e hizo lo que siempre hace, manejar su vehículo, justamente el día de su cumpleaños por lo que celebró con toda la producción, además de las bailarinas Florencia Tejada M, Florencia Tejada D, Guadalupe García Gomis y María Luciana Icazati. El resto de los locales que se sumaron fueron Tatiana Oruste (Producción local), Agostina Poblete (data Manager, que también trabajó para el de Dua Lipa), Oscar Díaz (eléctrico) y Walter Urquiza (utilero). Filmaron en San Agustín de Valle Fértil, Ischigualasto, Marayes y Angaco. 


Puede verse en https://youtu.be/1tvCjqbVpXc


*Fashion Film para Americanino

La eterna y siempre vigente marca de jeans recurrió -a través de la productora- a los sanjuaninos para materializar este film que requirió de un equipo de 75 personas, entre las que están, en la producción Alejandro Carracedo con asistencia de producción de Paula Torres, Oscar Díaz (grip, es decir la cámara sujeta), Paula Garcés (asistente de arte), Diego y Bruno Miriani (utilero y asistente de utilería), en vestuario Silvia Peña, back Fernando Romero, mientras que el director es el colombiano Camilo Monsalve, que ha trabajado con J. Balvin, Maluma, entre otros.


El jean -que calza el modelo sanjuanino Iñaki Luluaga, entre otras figuras locales de quienes no trascendió la identidad- es la estrella indiscutida de este film que remite a la década del "50.


Habrá que esperar por lo menos dos meses para ver la publicidad en las pantallas de mundo entero e identificar paisajes de Calingasta como La Pampa del Leoncito y los cerros Alkazar y Siete Colores.


*Love Again


 El pedido de la productora Canada Films era específico: Necesitaban dos tomas de caballos salvajes corriendo por un paisaje tan particular que de inmediato todos coincidieron que debía hacerse en la Pampa del Leoncito y así se hizo. Las imágenes resultantes fueron bien recibidas y aplaudidas por su espectacularidad, sin embargo finalmente no se ocuparon en el videoclip de Dua Lipa, la cantante, compositora y actriz londinense que, con su estilo particularmente sensual, interpreta este tema centrado en un ambiente entre vaquero y circense (por el maquillaje), mientras ella pasa buena parte de la filmación montada en un toro mecánico. De todos modos, los nombres de los realizadores locales aparecen en los créditos junto a los directores, productores, bailarines y otros talentos.


Si las imágenes se hubiesen incorporado en algún momento del video (https://canadacanada.com/dua-lipa-love-again/) hubiesen sido llevar a San Juan, a lo más alto del estrellato, sin lugar a dudas, por la repercusión de la artista.



 You're Not Alone

Fue el primer mega proyecto audiovisual que desembarcó en San Juan y deslumbró a todos porque se filmó en 35 milímetros, algo común en muchos países del mundo, pero no en Argentina por sus costos. La banda francesa hace un despliegue, con motos y acciones, en la mágica escenografía de la Pampa del Leoncito que inclusive se regodea con las laderas nevadas de la precordillera sanjuanina. Vale la pena verlo en https://youtu.be/FbmKWHEFe0k

Por Paulina Rotman

Fotos: colaboración Oscar Díaz

Agradecimiento: Prensa Ministerio de Turismo y Cultura