El tiempo en la tele es tirano. Y el espacio en Twitter, limitado. Ahora, cuando los usuarios respondan a alguien o a un grupo, los @nombresdeusuario no contarán en los 140 caracteres del tuit.

 

"En nuestras pruebas de esta nueva experiencia, encontramos que la gente se engancha más con las conversaciones", informó la empresa, y adelantó que continuará trabajando en "hacer Twitter más fácil de usar".

 

El otro cambio consiste en que el destinatario de la respuesta aparecerá arriba del tuit y no dentro de éste, como hasta ahora.