Los cruceros fluviales son, sin lugar a dudas, la solución más placentera para quienes quieren realizar un recorrido diferente, degustando las comidas de cada lugar que se visita y con vistas únicas desde el corazón de cada país o países que se recorren. Esto sólo se puede lograr en barcos pequeños con un promedio de 170 pasajeros, pocos camarotes, con guías de habla hispana y navegando por el interior de las ciudades trazadas sobre los ríos. Un verdadero deleite.


‘Las vistas son maravillosas y panorámicas, yo los defino como cruceros de encanto. Quienes van vuelven fascinados porque la experiencia respecto de los cruceros que llevan miles de personas es totalmente diferente‘, cuenta Silvia Yafar, propietaria de Money Tur, quien cuenta con diversos paquetes muy atractivos


Todos ofrecen pensión completa (no all inclusive), y se pueden comprar paquetes de bebidas a bordo. ‘Las comidas muchas veces se relacionan con el país que se visita, y se degustan platos típicos. Normalmente tienen descuentos del 5 por ciento por compra anticipada y del 10 por ciento para el tercer pasajero compartiendo camarote‘, agrega.


Otra de las ventajas de los cruceros fluviales es que la experiencia de navegar por un río facilita el descanso en todos los sentidos sin perder ningún detalle; además permiten un mejor acceso a las zonas de interés turístico gracias a que la mayoría de las escalas se realizan en el centro de las ciudades.


Otra de las bondades es que por tratarse de ‘viajes más exclusivos‘, la tripulación brinda un servicio cercano, atento y personalizado gracias al reducido tamaño de los barcos fluviales. En tanto la gastronomía a bordo incluye desde un variado buffet hasta cenas temáticas. 
La propuesta es amplia. Hay para elegir a gusto, desde un crucero romántico por el Rhin, otro por Países Bajos; otro por Rusia, hasta uno por el Danubio, que hasta el momento es el más elegido por argentinos entre los cuales figuran muchos sanjuaninos. 

 

 

‘Es hermoso, uno de los más solicitados. Pasa por ciudades con mucho encanto, dura 8 días con 7 noches, y los pasajeros pueden hacer al inicio o al final días adicionales en ciudades como Praga o en Budapest. Es una forma cómoda de viajar por Europa sin tener que hacer ni deshacer maletas‘, indica Silvia.


El ‘elegido‘, se hace -nada más ni nada menos-, que por la famosa Ruta Imperial que nace en la Selva Negra y fluye, cruzando numerosos países de la Europa Central, hasta el Mar Negro. En este trayecto se pueden admirar ciudades centenarias, castillos medievales, iglesias barrocas y hermosos palacios, así como las capitales del Imperio Austro-Húngaro de Viena y Budapest. Un recorrido fluvial cruzando Austria, Eslovaquia y Hungría, que puede comenzar o finalizar en Praga.


‘La empresa Politours como está relacionada con líneas aéreas en su pool de empresas turísticas, ofrece vuelos muy convenientes desde Madrid para tomar estos cruceros‘, indica la empresaria.

Por supuesto que la propuesta fuera de Europa también existe. Un claro ejemplo son los 
cruceros egipcios por el Nilo; o por el río Mekong, desde su desembocadura del delta cerca de Ho Chi Minh (Vietnam) hasta el Lago Inle, al pie de Siam Reap (Camboya) con sus espectaculares templos Angkor (una de las siete maravillas del mundo), y viceversa.
Opciones para no perderse porque sin duda representar una gran oportunidad para conocer muchos lugares disfrutando de su encanto. 


El elegido - Crucero por el Danubio

Itinerario
 
Día 1: Linz (Austria): Embarque en el puerto de Linz, en el centro de la ciudad, en el barco ‘MS Swiss Diamond‘ (o similar). Alojamiento a bordo.

 

Día 2: Linz, capital de la Alta Austria y una preciosa ciudad barroca, situada entre el Valle del Danubio y la antigua ruta de la sal, es desde el siglo XIX el puerto más importante del medio Danubio. Día libre para descubrir la ciudad. Recomendación: realizar la excursión opcional de día completo a Salzburgo. Cocktail de bienvenida y presentación de la tripulación. Navegación nocturna hacia Melk.

 

Día 3: Melk/Dürns/Viena: Llegada a primera hora a Melk, ciudad pintoresca a los pies de una Abadía Benedictina de 900 años de historia, situada en una de las regiones más bellas del valle del Danubio, Wachau. Luego parte a Dürnstein. Llegada y visita a esta villa situada en el corazón del Valle de Wachau, una de las regiones más famosas de Austria. Fue aquí, concretamente en el Castillo de Kueringer, donde Ricardo “Corazón de León” estuvo prisionero tras su retorno de las Cruzadas. Navegación hacia Viena. 

 

Día 4: Viena. Visita panorámica guiada de la capital de Austria, durante la cual se disfruta de edificios y monumentos como la Ópera, el Ayuntamiento, el Parlamento, el Barrio de los Museos y el viejo centro histórico. Tarde libre para actividades opcionales. 

 

Día 5: Viena/Bratislava (Eslovaquia). Por la mañana, tiempo libre en la ciudad, corazón de la Europa Central, que evoca a través de sus bailes suntuosos y ligeros valses la fastuosidad del Imperio de los Habsburgo. Luego salida hacia Bratislava. Llegada por la tarde y visita de esta antigua ciudad de coronaciones imperiales, hoy joven y activa capital de la reciente República Eslovaca. Paseo guiado por el centro de la ciudad. Continuación hacia Esztergom.
 
Día 6: Estergo/Budapest (Hungría). Escala técnica en Esztergom/Stúrovo y desembarque de las personas que eligieron hacer la excursión opcional del ‘Recodo del Danubio‘ , en la que se saldrá en autobús para visitar la Basílica de Esztergom, capital religiosa de Hungría. Continuación hacia Vysegrad para admirar el panorama desde el castillo a más de 200 m de altura. Luego a Szentendre, ciudad situada a sólo una veintena de kilómetros de Budapest dónde numerosos artistas se han instalado, por lo que se le conoce como el ‘Montmartre‘ húngaro. Szentendre fue dotada con una iglesia ortodoxa en 1690, cuando una gran mayoría de población serbia vivía aquí. Continuación hacia Budapest. 


Por la tarde visita panorámica de Budapest: los grandes bulevares, el Parlamento, la Ópera, la Plaza de los Héroes en la zona de Pest y el Bastión de los Pescadores en la orilla opuesta, la zona de Buda. Después de la cena, espectáculo folclórico a bordo del barco, seguido de un crucero nocturno para admirar sus majestuosos monumentos iluminados.

 

Día 7: Budapest. Más que cualquier otra capital, Budapest está unida al Danubio, uno de los ríos navegables más grandes de Europa, a la que cruza de oriente a occidente. Espiritual y tranquila, es una antigua joya del Imperio Austro-Húngaro. Día libre para conocer a su aire la ciudad. Posibilidad de realizar opcionalmente alguna excursión. Cena de gala, espectáculo ofrecido por el equipo del barco y noche de baile. 

 

DIA 8: Budapest, desembarque
 
Precio: 1255 a 1510 Euros por persona en base a cabina doble según las fechas, más 77 Euros de tasas de embarque.
Incluye 7 noches de Crucero en el barco M.S. Swiss Diamond (o similar) en cabina estándar doble exterior climatizada, con ducha y WC, en la cubierta elegida. Régimen alimenticio: pensión completa a bordo. Visitas de Viena, Dürnstein, Bratislava y Budapest; crucero nocturno y espectáculo folclórico a bordo en Budapest. Guía acompañante de Politours durante todo el recorrido. Seguro de viaje, bolsa Politours, guía de bolsillo.

 

* Salidas: 15 de Mayo/ 18 de Septiembre

 

Otros cruceros fluviales

* Por Países bajos
Holanda Y Bélgica
Salidas domingos desde Mayo a Septiembre
Desde Euros 1210
8 días / 7 noches
Amsterdam, Rotterdam, Brujas , Gante, Amberes y Bruselas
 
* Gran crucero por Rusia
Salidas desde Mayo a Septiembre
Desde 1170 Euros 
11 días / 10 noches
Moscú, Uglich, Goritsy, Kizhi, Mandroga y San Petersburgo
 
 
Extensiones opcionales
Praga con traslado; 2 noches de hotel con desayuno, visita a la ciudad: 280 Euros por persona.
Budapest con traslado, 2 noches de hotel con desayuno, visita a la ciudad: 199 Euros x persona