El diputado nacional de Cambiemos Lucas Incicco presentó ayer una denuncia penal contra el empleado municipal que fue fotografiado mientras usaba una remera en la que aparecía la imagen de Mauricio Macri con una bala en la frente.
 

 

La presentación, firmada también por los legisladores Germán Mastrocola y Cesira Arcando, asegura que la conducta del joven configura un delito y reclama que la Justicia lo investigue.
 

"Estamos en presencia de un hecho que se hizo público, una persona atendiendo una oficina con una remera del Presidente con un tiro en la frente. Más allá de la falta de decoro, de mal gusto, acá se ha configurado una figura delictiva que tiene que ver con ponderar un crimen, un magnicidio", señaló el legislador nacional de Santa Fe.
 

La denuncia penal fue presentada ante el Ministerio Público de la Acusación y pretende esclarecer si, al vestir la polémica remera, hubo una posible "apología del crimen". El diputado Incicco consideró que la denuncia se inscribe en "un contexto donde hay mucha violencia política" y señaló que hay "voces de la oposición que hacen apología del delito cuando dicen que el Presidente actual se tiene que ir antes".
 

"Con todo lo que nos ha costado hemos pagado por la democracia, hay que ser respetuosos de la libertad de expresión pero no hay derechos absolutos", advirtió.
 

"Esto no contribuye en nada a encontrar caminos de paz social y convivencia democrática. Quienes buscamos ser dirigentes tenemos que estar a la altura de las circunstancias", planteó. Y agregó: "Cuando el límite no lo da el decoro tendrá que actuar la Justicia, porque acá puede haber una incitación a la violencia, una apología del crimen y teníamos que denunciarlo".