El dramático hecho ocurrió en las últimas horas, alrededor de las 5:00, cuando un vecino que salía a trabajar y curioso miró por la ventana donde vive la anciana con el hijo de 65, una hija y otros familiares. Sin demoras, le avisó a la persona que cuida diariamente a la anciana, quien a su vez llamó a una nieta para avisarle lo que estaba sucediendo. El abusador escapó rápidamente, pero no fue muy lejos, los efectivos lo buscaron y lograron dar con él en muy poco tiempo, lo arrestaron y lo llevaron a la comisaría 14 de Rosario de Lerma. Allí ya estaba radicada una denuncia en su contra.

 

Se consultó a la Fiscalía Penal de esa localidad y de inmediato intervino la Fiscalía Penal de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de María Cecilia Flores Toranzos.
 
 

El examen médico confirmó que la señora fue violada, por lo que la causa se caratuló inicialmente como abuso con acceso carnal, delito que sería agravado por el vínculo y la convivencia.

 

Apenas fue apresado e identificado, la Policía confirmó que se  trata de un hombre que ya tenía antecedentes de abuso sexual, de violencia callejera y otros delitos.

 

“Es un hombre peligroso que de vez en cuando también se alcoholiza”, reveló una fuente al diario El Tribuno de Salta. Por estos hechos el acusado estuvo detenido, aunque no fue por un tiempo prolongado. “Por esos hechos anteriores aún no tiene condena”, se añadió.

 

Cuando el expediente terminó de tomar forma, la fiscal López Toranzos ordenó el traslado del detenido a la Alcaidía Judicial y envió la causa a la Fiscalía Penal de Delitos contra la Integridad Sexual 1, a cargo de Sergio Federico Obeid.