El fiscal federal Ramiro González imputó hoy al ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli y a su entonces segundo, Juan Martín Mena, por tráfico de influencias.

 

La imputación tiene como base unas escuchas en las que Parrilli le pide a Mena que interceda ante el juez Sebastián Casanello para que una investigación contra el exjefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, no avance. Específicamente, que no lo procesara en la causa por lavado de dinero por la que está detenido el empresario Lázaro Báez.