El jueves por la tarde, cuando la térmica perforó los 40 grados, 66 animales pertenecientes a la firma Agronor sufrieron las consecuencias de las altas temperaturas. Ceferino Orueta, capataz del establecimiento, dijo a MaracóDigital.Net que los novillos murieron infartados.

 

Terrible panorama, las vacas amontonadas y ya putrefactas


“Por esta zona hay poca sombra, entonces los animales se amontonan para generarla; a la vez generan más calor entre ellos y es ahí cuando sufren el golpe de calor”, detalló Orueta. “Nunca vi algo así, me dan ganas de llorar”, agregó.

 


El sitio AgroLink dio cuenta de pérdidas en campos cercanos a Quemú, donde otros 29 animales fueron encontrados sin vida; a la vez, a la firma Cereales Quemú se le habrían muerto unos 30 animales, a otro productor de la misma zona otros 33 y al establecimiento "3 hermanas" 13 más.