Este jueves por la noche  encontraron muerta en la cama a una mujer de 58 años en Neuquén. Al lado dormía el esposo, de 72, que se salvó “de milagro”, según los médicos. El hombre permanece internado en el hospital Castro Rendón, con una alta probabilidad de sufrir secuelas neurológicas. Este nuevo caso se suma al del joven de 20 años que falleció por inhalación de monóxido a mediados de mayo en el barrio Melipal. En esa ocasión, también una familiar cercana halló a la víctima sin vida en la cama.

El director de Bomberos de la policía, Andrés Bengolea, informó que constataron la presencia de monóxido en la habitación y recalcó que, “por lo que indican los peritos, es posible que la acumulación del gas llevara cierto tiempo y recién ahora se llegó al límite de provocar la muerte”.

La hija de la víctima denunció el hallazgo a las 21, tras ir a ver a sus padres porque no respondían el teléfono ni los llamados a la puerta de la vivienda. Al ingresar, se topó con la macabra escena. La madre ya no respiraba y, a su lado, el padre agonizaba.

El hombre, de 72 años, ingresó al Castro Rendón con una intoxicación grave, aunque salvó su vida. Adelaida Goldman, jefa de Atención Ambulatoria del hospital, indicó que “está con un cuadro con compromiso neurológico, quedó internado y hay que ver cómo evoluciona en los próximos días”.

Fuente: lmneuquen.com