El video es impresionante: un padre se lanzó al vacío con su pequeña hija abrazada a él. A juzgar por las imágenes, la menor no parecía llevar ningún arnés de protección. Tampoco llevaba casco, pero el padre sí.

Esto ocurrió en Malasia, en un puente a 60 metros de altura, en donde se hace puenting. Enseguida el video se volvió viral y llovieron las críticas para el hombre.

Según se supo, la niña llevaba puesto un pequeño cinturón, pero en realidad el salto incumple las normas de seguridad en esta materia. Ahora, tanto el hombre como la empresa de Bungee podrían tener que pagar una multa.

Por suerte "todo" salió bien para padre e hija.