"Dream team" le llaman a este elenco encabezado por Bardem, Cruz y Darín.

Desde la liviana saga "... del amor" que estelarizó hacia fines de los '70 y principios de los '80, y que lo estampó como aquel recordado galancete de ojos pícaros y sonrisa seductora -La carpa..., La playa...y La discoteca, etc.- hasta hoy, mucho pasó en la carrera cinematográfica de Ricardo Darín. El siglo XXI no sólo lo encontró convertido en uno de los actores argentinos con mayor proyección fuera del país, favorito de varios cineastas de aquí y de allá; y protagonista de historias de peso (también muy efectivas en las taquillas); sino que, además, con esa chapa, es que acaba de superar la media centena de películas en su haber. Y lo hace de la mano de Todos lo saben, el film español dirigido por el prestigioso iraní Asghar Farhad, donde comparte cartel con Penélope Cruz y su amigo Javier Bardem. "Un verdadero dream-team", señala la crítica. 


Thriller y drama psicológico que llega a las pantallas grandes locales hoy en estreno nacional, cuando aún permanece en cartel su título anterior, con el que alcanzó la marca 50 (El amor menos pensado, comedia dramática argentina, con Mercedes Morán) en esta historia "de sospechas e iras contenidas" encarna a Alejandro, marido de Laura (Cruz). Juntos regresan desde Buenos Aires al pueblo natal de Laura, en España, para celebrar la boda de su hermana (Inma Cuesta). Entre las vides del negocio familiar en el que tendrá lugar la fiesta, Laura se encontrará con su antigua pareja (Bardem) y su actual novia. "De golpe empiezan a aparecer como hongos cuestiones que permanecían ocultas. Intereses creados y viejas facturas atrasadas", contó el mismo Darín. 


"Todos lo saben" inauguró con aplausos el Festival de Cannes 2018 y podría llegar a representar a España en los próximos Oscar, en el apartado Lengua no inglesa, ya que fue preseleccionada junto a Campeones y Handia. Hoy se sabrá el veredicto.

Más para ver

Otro de los estrenos de hoy es La Monja, spin-off de El Conjuro. Cuando una joven monja en un convento de clausura en Rumania se quita la vida, El Vaticano envía para investigar el caso a un sacerdote con un pasado que lo atormenta y a una novicia que está en el umbral de sus votos finales. Juntos deberán develar el secreto profano de la orden. Ambos se enfrentarán, arriesgando no sólo sus vidas sino además su fe, a una fuerza maligna bajo la forma de la misma monja demoníaca que ya aterrorizó al público en El Conjuro 2, mientras el convento se convierte en un campo de batalla entre los vivos y los condenados. Dirigida por Corin Hardy, cuenta en los protagónicos con Taissa Farmiga, Bonnie Aarons y Demián Bichir.

>