La historia transcurrirá en dos bares en lados opuestos del Atlántico, que serán testigos de la fusión y el encuentro de dos patrimonios culturales como el tango y el flamenco. Ese es el punto de partida de En Argentina, España canta y baila, la obra de teatro que encabeza Mariana Clemenceau con su banda, acompañada por el tanguero Claudio Rojas, con dirección general de Gerardo Lecich y dirección musical de Manolo Gil que esta noche (con localidades agotadas) subirá a escena en la Sala Auditorium del Teatro del Bicentenario. 


"La obra trata de que dos patrimonios culturales como el tango y el flamenco mostrando que se pueden fusionar. Iniciamos cantando un tango con Claudio y la obra termina cantando un flamenco él, o sea que él me lleva a su terreno y yo al mío en una historia de amor. Tiene una trama muy bonita, tiene su parte de humor y sentimental" contó la artista sobre el proyecto que surgió hace unos meses. "Esto de hacer una obra de teatro para nosotros es nuevo; la estamos esperando ansiosamente y tengo el mejor equipo que se puede pedir" aseguró Mariana quien canta desde niña y conoció la música popular española durante su estadía en ese país europeo cuando se fue a probar suerte a principios del 2000 y se quedó 12 años; y aunque desde que volvió a San Juan ha incursionado en distintos estilos musicales, hace dos años sólo interpreta flamenco. 


"Me siento tremendamente orgullosa de poder encabezar esto, es un sueño que teníamos. Queríamos hacer una obra de teatro, donde pudiéramos mostrar vestuario, baile, una puesta en escena bastante atractiva", comentó Clemenceau sobre el espectáculo que tiene coreografía de Victoria Atencio, con un repertorio musical con temas clásicos de ambos géneros protagonistas, pero también presentarán algunas canciones de autoría de Clemenceau.