No desequilibró. Gonzalo Martínez intenta pasar al defensor tatengue pero es en vano. El talentoso del “millo” buscó siempre pero no pudo y con eso River terminó empatando en el debut este semestre. Un empate que no suma porque Boca se alejó demasiado y eso, a la larga, puede pesar.
Justo. Tanto el equipo de Gallardo como así también el conjunto santafesino intentaron llevar peligro y abrir el marcador. El resultado fue el más justo por el trámite del partido.


River Plate no pudo con Unión de Santa Fe, con el que empató sin goles, y se alejó de la línea del líder Boca Juniors, en la continuidad de la 15ta fecha del torneo de Primera División. El partido, disputado en el Monumental, mostró aristas de interés y un ritmo intenso, con un resultado incierto hasta el final.


Lo cierto es que el Millonario, que reservó titulares de cara al compromiso del miércoles ante Medellín de Colombia por la Libertadores, quedó más lejos de la línea de Boca. Es que su tradicional adversario le sacó ahora 11 puntos en lo más alto de la tabla y la ilusión de pelear por la vanguardia parece cada vez más utópica.
Por su lado, el conjunto santafesino, que sumó su segundo partido sin perder, también reúne 23 unidades en la clasificación, al igual que River.


En el equipo de Núñez se produjo el esperado estreno del zaguero central Luciano Lollo, ya recuperado de una lesión en su pie, que le había impedido debutar con anterioridad. El desarrollo fue entretenido en los primeros 45’, aunque con características definidas: mientras el equipo local asumió el protagonismo, Unión apostó a jugar de contra. Y así, en ese ida y vuelta, a River le faltó frescura para armar un circuito adecuado y le sobraron problemas en la línea defensiva, con la ‘presión alta’ a la que lo sometió el rival.


Unión tuvo una chance más o menos nítida en una floja salida de Lollo, en la que el delantero Lucas Gamba demoró el disparo ante el arquero Augusto Batalla.


En la segunda parte, en tanto, River acomodó un poco las piezas y se hizo más firme con un mejor rendimiento de “Nacho” Fernández. De hecho, el ex Gimnasia dispuso de una situación clara, con un disparo desde fuera del área que se estrelló contra el travesaño y la pelota picó por delante de la línea, a pesar de los reclamos de los locales.


Después hubo un cabezazo de Driussi, que fue a las manos de Nereo Fernández y también un reclamo de una mano penal en el área por un cabezazo del ingresado Lucas Alario. De allí hasta el final, Unión casi se lleva un premio impensado, con una situación increíble que desperdició Gamba (demoró demasiado el disparo ante Batalla que lo atoró) y otra del pibe Guido Vadalá, que elevó el disparo por encima del travesaño. En suma, el empate fue el resultado que mejor interpretó los méritos de uno y otro equipo. 

 

Más preocupación que certeza


El empate de anoche dejó muchos interrogantes por el lado de River. Es que la noche de Lollo no fue la mejor, y podría haber empeorado a los 16, cuando volvió a darle un mal pase a Batalla y Lucas Gamba robó la pelota. En líneas generales, Gallardo debería viajar preocupado a Colombia, donde enfrentará a Independiente Medellín pasado mañana por el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América, ya que el equipo hizo un partido más bien pobre y las variantes que ensayó no dieron resultados positivos, sobre todo el debut de Lollo. Habrá que esperar si Leonardo Ponzio irá a estar en esa cita después de las declaraciones de Gallardo en la semana al aducir que lo dejó afuera del partido de anoche ‘porque lo vio mal en la semana’. Otro que quizás pueda estar desde el arranque es Lucas Alario, quien anoche ingresó en los minutos finales.