PALERMO Y SU HAT TRICK

 

 

Martín Palermo, el máximo artillero xeneize, no podía faltar en los superclásicos de verano. El Loco le marcó a River los tres de la goleada por 3 a 0 en la Copa Revancha disputada en Mendoza, durante 1999. De un lado, el Boca ganador de Carlos Bianchi, del otro, el River de Ramón Díaz. Sí, duelo de titanes.

 

VOLVER AL TRIUNFO

 

 

 

 

El 24 de enero de 2004 River celebró como pocas veces una victoria de verano. Es que los Millonarios llevaban cuatro años sin poder vencer a su clásico rival en torneos veraniegos, y con un golazo de Daniel Montenegro tras centro del Hachita Ludueña, el Rolfi selló el 1 a 0 final que cortaría la racha negativa.

 

EL ADIOS DEL COCO

 

 

El 20 de enero de 2010, Mar del Plata volvió a ser escenario de alegría riverplatense y desdicha xeneize. Los Millonarios se impusieron 3-1 con baile incluido, y el Coco Basile decidió dejar el cargo de entrenador. Dos goles de Daniel Villalva y uno de Rogelio Funes Mori (Palermo marcó para Boca) marcaron el destino de un DT que en su segundo ciclo nunca le encontró la vuelta al equipo. Dato curioso: meses más tarde, Claudio Borghi, reemplazante de Basile, también renunció tras perder en el Monumental ante River.

 

LA DESPEDIDA DE RAMON

 

 

El 9 de febrero de 2000 un Boca integrado en su mayoría por juveniles vencía 2 a 1 a River en un torneo de verano en Mar del Plata. Y provocaba la salida como entrenador de Ramón Díaz. El Pelado no pasaba un buen momento en su relación con la dirigencia y los jugadores, y los Xeneizes le dieron el golpe final a su ciclo. River había empezado ganando 1 a 0 con gol de Angel, pero Alfredo Moreno y Sebastián Battaglia, dos pibes por esos tiempos, dieron vuelta la historia.

 

DE LA MANO DE TREZEGUET

 

 

River había pasado el duro año en la B Nacional y ya en Primera División nuevamente, se daba el gusto de ganarle a Boca. El 2 de febrero de 2013, el conjunto de Ramón Díaz arrancó perdiendo 1 a 0 con gol de Walter Erviti, pero primero Rodrigo Mora y luego David Trezeguet torcieron la historia para el lado de Núñez. Fue el único gol del “francés” con la casaca millonaria ante el clásico rival.

 

SABOR A REVANCHA

 

 

31 de enero de 2015. River venía dulce de la mano de Marcelo Gallardo, con quien había eliminado a su clásico rival de la Copa Sudamericana, donde finalmente el Millo sería campeón. Y Boca se tomó desquite con un 5 a 0 para la historia. Con goles de Cristaldo, Palacios, Chávez, Calleri y Bentancur, el equipo de Arruabarrena disfrutó a pleno ante el máximo rival, que sufrió las expulsiones de Mayada, Sánchez y Gutiérrez. “Vale como un título”, dijo el Vasco. “No lo cambio por la Copa”, respondió el Muñeco.