De cuidador. José Giménez, el padre de la damnificada, ahora cuida la casa para evitar que otros la ocupen.

 

Ya le habían robado el año pasado. Ahora volvieron a entrar ladrones, pero con el agravante de que no sólo se llevaron algunas cosas, sino que además le quemaron parte de la casa. Esto pasó en Albardón y la que sufrió el ataque es una mujer, madre de 4 niños, que decidió abandonar transitoriamente la vivienda por temor a un nuevo hecho delictivo.


‘Ella está shockeada y tiene miedo a que se vuelvan a meter, por eso sacó sus cosas hasta que pueda arreglar todo’, dijo José Giménez, el padre de Gisela Giménez (28), la damnificada. El intendente del departamento, Juan Abarca, ya adelantó que ayudará a la reparación de dicha vivienda ubicada en la manzana C del Bº Tucumán, en La Laja.


Gisela y sus hijos a veces se van a la casa de su suegra, en Angaco, y pasan algunas noches ahí, contó su padre. Es que su pareja trabaja como vigilador privado y ahora está en Jáchal, aseguró. El martes, la mujer y los niños se marcharon y no regresó hasta el jueves a la noche. Eso fue aprovechado por desconocidos que rompieron el vidrio de una ventana del frente e ingresaron a la vivienda, a eso de las 23, contó José Giménez, que vive a una cuadra de allí. ‘Un vecino me fue a avisar que salía humo de la casa de mi hija, así que vine a ver qué pasaba. Un vidrio de la ventana ya estaba roto. Y tuvimos que romperla más para abrir y echar agua adentro’, relató. El fuego arrasó con una habitación destruyendo un par de camas, dos muebles y la ropa de los niños. La puerta del dormitorio estaba cerrada, eso evitó que las llamas se extendieran al resto de la vivienda, aunque el humo igual dañó las paredes. 


José Giménez contó que, el año pasado, robaron un centro musical, un Tv y un reproductor de Dvd de la casa de su hija. En esta ocasión, la chica denunció que sustrajeron platos, un decodificador de DirecTV y otras cosas pequeñas.