Luego de que se conociera el estremecedor caso de una nena de 2 años que deambulaba sola y en un crítico estado por las calles de Valle Fértil, el juez de Paz Adrián Cuevas (foto) resolvió otorgarle la tenencia preventiva a su tía, que es la única persona que quiso recibir a la menor tras ser encontrada por un vecino.

Además, el magistrado dispuso que la madre biológica no se acerque a menos de 200 metros del lugar donde ahora reside la pequeña, (en la localidad de Usno) y que se realice la intervención psicológica, psiquiátrica y social del grupo familiar para evaluar a futuro si la nena puede ser restituida.

El caso salió a la luz el pasado fin de semana, cuando un vecino encontró a la menor. El hombre intentó entregársela a la madre de la mujer que finalmente se hizo cargo, pero en ese momento no estaba y fue una sobrina quien dio aviso a la Policía. Los uniformados, al no poder encontrar a su madre biológica, fueron hasta la casa de uno de sus abuelos, pero lejos de querer recibirla, intentó darles 200 pesos a los efectivos para que se la lleven.

Finalmente, la pequeña fue recibida por su tía a las 2 de la madrugada del sábado. Estaba en muy mal estado, con ampollas en sus pies después de haber caminado por horas, con un pañal sucio, con quemaduras y hasta con garrapatas por todo el cuerpo.

La mujer la limpió, le cambió la ropa con ayuda de vecinos y le dio de comer. S i bien tiene miedo por las represalias que puede llegar a tomar la madre biológica, quiere adoptar a la pequeña para que sea parte de su familia junto a sus otros tres hijos.