El respaldo de un marca no sólo es una cuestión de fashionismo sino la seguridad de una compra segura. Las firmas deben cumplir con una serie de controles de calidad para poder lanzar sus prendas.

 

 

El creciente boom por las imitaciones a precio bajo pone en alerta a la industria y los consumidores. En ocasiones, el comprador es plenamente consciente de ello, otras es engañado. Las marcas luchan contra este delito. Desde el departamento de autentificación de Vestiaire Collective, brindaron claves para evitar caer en la trampa de las falsificaciones.

 

1. Tocar: a la vista un material puede simular otro, el tacto es fundamental para identificar si un tejido es de calidad o real. Los fabricantes sugieren que una buena estrategia es palpar cada pieza para corrobar su textura. Un camisa que dice ser 100% de algodón o una cartera que es de cuero pero en realidad no. En este sentido, es muy importante no solo tocarlo de forma delicada, sino apretarlo, arrugarlo; para comprobar si esa textura se arruga. En caso afirmativo, estarás ante un producto falso porque el cuero no se arruga.

 

Las costuras son fuertemente reforzadas con hilos en caso de los jeans, camisas o vestidos. Una costura bien hecha deja en evidencia la calidad de la prenda. Los detalles de terminación son otro punto a tener en cuenta Los botones o los cierres por ejemplo, si fluyen con facilidad.

 

 

2. Mirar: un paso fundamental al momento de examinar el producto. En este sentido ver el logo, la caída, la etiqueta, el interior, el forro, los cierres, los botones, las terminaciones.

 

3. Oler: un gran aliado en las prendas de cuero ya que su aroma es fácil de detectar.

 

 

4. Buscar etiquetas: la información especifica de cada producto se encuentra ahí y depende del producto textil, debe incluir: nombre o razón social del fabricante y su domicilio, composición del producto. También se incluyen las normas para la conservación de cada prenda.

 

5. Verificar precio: uno de los factores que hacen sospechar que sea falsa es su valor mucho más bajo del promedio. Suele suceder con las compras que se hacen a través de sitios de Internet, por lo que se sugiere verificar el origen buscando información precisa del vendedor.

 

Fuente: Infobae