Meghan Markle marca tendencia, aún sin desear hacerlo. Desde su aparición en público en un evento oficial de la Casa Real, luciendo un vestido de botones en el frente, con base marfil y rayas finitas color negro, ese modelo se volvió furor y es una de las tendencias más marcadas para esta primavera.

 

 

Un diseño fresco, con diferentes estampados, texturas y telas. Incluso, puede variar el modelo en mangas cortas o breteles pequeños, pero mantiene el espíritu.

 

 

Es un diseño versátil que se adapta a cualquier ocasión. Se los podrá combinar con diversos accesorios como sombreros, vinchas, pañuelos o aros gigantes (bien a la moda).

 

También estará presente un básico: el denim. Si bien es una tela más dura, se los podrá ver en varios formatos, incluso en diseños más jugados similares a los enteritos o jumpers de antaño.

 

 

Los colores pasteles serán otra opción, probablemente la versión más romántica de este modelo, y que te harán lucir formal en cualquier momento.

 

Eso sí, depende del color que elijas, necesitarás accesorios para levantar un look que puede parecer lánguido con los colores más pálidos.

 

 

Dentro de los detalles que tendrá el modelo minimalista, habrá algunos con cortes laterales que serán aliados para las noches de verano.

 

 

Se suman a esta lista los colores rojo o coral, que también se podrán vestir en las tardes.

 

 

Fuente: Rumbos