a nueva AFIP dio un nuevo paso contra la vieja AFIP . Acusó a su entonces máximo responsable, Ricardo Echegaray , de liderar una presunta asociación ilícita montada dentro del organismo para cometer todo tipo de delitos y proteger a las principales figuras y empresarios del kirchnerismo.

Los abogados de la AFIP presentaron esa acusación contra Echegaray en la causa penal que el juez Sebastián Casanello instruye contra el presunto testaferro de los Kirchner,Lázaro Báez . Pero el magistrado la envió a sorteo para evitar cualquier sospecha de "fórum shopping".

El escrito terminó en las manos de su colega Daniel Rafecas , quien ahora deberá girarlo al fiscal para que evalúe si el planteo de la AFIP cuenta con los méritos suficientes para iniciar una investigación penal y pedir medidas probatorias.

La acusación de la nueva AFIP se centró en Echegaray y algunos de los más altos funcionarios del organismo hasta diciembre de 2015. La actual gestión acusó a todos ellos por ocho presuntos delitos: asociación ilícita, peculado, encubrimiento, abuso de autoridad, amenazas contra otros funcionarios, extorsión, incumplimiento de sus deberes como funcionarios y violación del secreto fiscal.

Según la denuncia, Echegaray y sus colaboradores montaron una "banda" que desplegó sus acciones por distintos puntos del país, de manera organizada y coordinada para cometer delitos por cuenta propia o para facilitar los de otros, como Báez, Cristóbal López o el entonces ministro de Economía, Amado Boudou , entre otros.

La presentación se suma al fallo de otro juez de Comodoro Py, Claudio Bonadio , que el lunes 9 de este mes sobreseyó a uno de los máximos funcionarios de la actual AFIP, Jaime Mecikovsky, al que habían acusado desde el kirchnerismo de filtrarle "carpetas" a Elisa Carrió para sus embates públicos. Pero Bonadio lo exculpó y colocó a los acusadores bajo sospecha de montar una operación.

En la denuncia que presentó ante Casanello y terminó en manos de Rafecas, en tanto, la AFIP argumentó que varias causas penales en marcha deben seguir su camino por separado, como hasta ahora. Pero planteó que también deben ser consideradas piezas de un rompecabezas que, encastradas, exponen una operatoria coordinada para delinquir y encubrir delitos.

Ese rompecabezas, detalló, incluiría expedientes tan diversos como el " caso Ciccone ", el que busca determinar cómo López acumuló una deuda fiscal por $8000 millones, la investigación que incluye al ex-Puma Serafín Dengra , y la presunta falsificación de los resultados de la inspección tributaria al socio de Boudou, José María Núñez Carmona.

Así, según el planteo de los abogados de la AFIP, esa presunta operatoria delictiva liderada por Echegaray se habría orquestado desde Buenos Aires y abarcó capítulos en ciudades tan distantes como Bahía Blanca , Salta , Comodoro Rivadavia o Río Gallegos, entre otras.