El testimonio de un "testigo arrepentido" da detalles de los movimientos, tanto de aviones oficiales como de los vuelos privados entre Buenos Aires y Río Gallegos, en los que, asegura, se trasladaban bolsos repletos de dinero.

 

Vinculado al sector aeronáutico de presidencia, el testigo confirmó a OPI Santa Cruz el contenido de los bolsos, aunque no pudo confirmar el destino final de los mismos.

 

"Tengo la impresión que era la recaudación de gran parte del país, desde donde recolectaban fondos que se concentraban en Buenos Aires, de allí se hacía la correspondiente separación para los gastos de campaña, los operativos, la gente a la cual se la debía sobornar, pagar servicios y el resto, me da la impresión que es lo que llegaba a Gallegos en los aviones, especialmente el Tango 10 pero hubo bolsos que llegaron en el propio Tango 01 y en aviones privados", relató el "arrepentido".

 

"Si un fiscal o un juez quisieran reconstruir este mecanismo no tienen nada más que instalarse en Río Gallegos y empezar a llamar a todos los que por entonces conformaban la flota presidencial, empezando por Sergio 'el potro' Velázquez, los comandantes de FAA de los vuelos del Tango 10 y el Tango 03, la custodia de CFK, la gente de Intercargo, los de Fuerza Aérea que trabajaban en ese momento en el aeropuerto local, los mecánicos del aerotaller que revisaban las naves, la Terminal de carga de FAA, la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), la Aeroplanta del aeropuerto, más a Osvaldo Sanfelice, Roberto Sosa, Daniel Álvarez y si estuviera vivo a Daniel Muñoz, que fue uno de los que más viajes realizó acompañando los bolsos con dólares y euros", añadió la fuente.

 

Además, precisó que "los bolsos nunca venían solos. Siempre alguien venía en el avión custodiándolos. Los que acompañaban las maletas eran Daniel Muñoz y Osvaldo Sanfelice. Cuando la máquina que hacía el enlace, en general el Tango 10, venía de Buenos Aires, jamás traía a otra persona".

 

"Una vez que descargaban los bolsos y cuando estaban listos para la vuelta, solían llevar a alguna persona que necesitaba viajar a Buenos Aires y se contactaba con ellos a través de alguna relación política o de amistad, pero nunc

a vimos que cuando venían los bolsos viniera alguna cara desconocida. El único que por ahí volaba junto con los valijeros era Sergio Velázquez, pero supongo lo haría en días francos", precisó.

 

El testigo no dudó en asegurar que "en todos los vuelos venían bolsos de guita. La característica principal es que los vuelos (T10 y/o T-03) llegaban de noche y podría decirte que tanto Daniel Muñoz como Sanfelicce eran los transportadores, pero Muñoz tuvo mayor actividad mientras Néstor Kirchner estaba vivo. Después sus viajes no eran tan continuos; si Sanfelicce y el propio Velázquez se ve que manejaban la carga".