A pocas semanas de que nazcan sus hijos, Amado Boudou quedó en libertad. La sala de Feria de la Cámara Federal porteña decidió de manera unánime otorgarle la excarcelación en la segunda causa donde el juez Ariel Lijo le dictó la prisión preventiva. Se trata de la investigación donde se lo acusó de peculado por rendir viáticos con facturas apócrifas cuando fue ministro de Economía.
 

 

 


 Si bien su procesamiento fue confirmado, el ex vicepresidente abandonará el Penal de Ezeiza, ya que este jueves se había dejado sin efecto la detención en la causa por enriquecimiento ilícito, la primera que lo condujo a la cárcel. "El delito es excarcelable, y Amado Boudou está a derecho en todas las demás causas", indicaron los jueces.
 

 

 

Boudou dejó el penal de Ezeiza minutos antes de las 21 y llegó media hora después a la Superintendencia de la Policía Federal en Madariaga y General Paz. Allí lo esperaba su abogado, Eduardo Durañona, donde firmó los papeles de la excarcelación.
 

Una vez cumplido el papeleo, el ex vice se dirigió a su nuevo domicilio en Barracas junto a su pareja, la mexicana Mónica García de la Fuente, que en pocas semanas será madre de mellizos.El lunes deberá presentarse en los Tribunales de Comodoro Py, donde jurará estar a derecho.
 

Los jueces de la Cámara Leopoldo Bruglia y Eduardo Farahposibilitaron que el ex vicepresidente deje la cárcel. No hubo disidencia respecto a su excarcelación.