Un incendio forestal de importantes dimensiones continúa avanzando en el norte de la provincia de Córdoba. A pesar de los esfuerzos de dotaciones de bomberos voluntarios por sofocar las llamas desde hace una semana, las condiciones climáticas han hecho que se propaguen con mayor facilidad, lo que ha provocado el corte de rutas y la evacuación de vecinos de la zona.

El Gobierno de Córdoba insistió ayer con que “las condiciones climáticas extremas dificultan el trabajo del personal de bomberos que son atrapados por el fuego. No hay humedad en el ambiente, la vegetación de la zona (monte serrano, palmeras y pastizal) está totalmente seca y con ráfagas de viento del sector norte”.

“Con un fuego descontrolado, avanza el incendio hacia la zona de Capilla del Monte y Cruz del Eje. En los departamentos Ischilín y Punilla se encuentran trabajando 170 bomberos con autobombas y camiones cisterna”, indicó el gobierno de Córdoba a través de Twitter.

En la zona de Escobas, El Carrizal y Charbonier, se ha evacuado a los vecinos próximos a la ruta provincial 38 hacia el este, informaron voceros gubernamentales. Asimismo en Deán Funes, La Cumbre y Dique Cruz del Eje, también trabajan aviones hidrantes con escasa visibilidad por el denso humo.

En la ruta nacional 8 el corte es total en el kilómetro 595 por escasa visibilidad debido al humo provocado por el incendios de pastizales, y se produce un desvío desde Río Cuarto a La Carlota por ruta nacional 158 y luego por ruta provincial 11 o ruta provincial 4.

El departamento Ischillín se vio afectado durante los últimos días con los incendios que quemaron pastizales y montes en varios campos.

En redes sociales se ha podido ver impactantes imágenes de cómo el fuego ha ido consumiendo flora y fauna de la región, con sensibles postales de animales alcanzados por las llamas o vegetación completamente consumida.

Por otra parte, fueron contenidos otros dos incendios en la provincia: el primero es el que afectó el paraje denominado de Todos los Santos, en donde se desplazaron dotaciones de bomberos voluntarios de Totoral, Tulumba, Salsipuedes y La Granja.

El segundo tuvo lugar en Manfredi, quemando rastrojo de maíz y sorgo, lugar en el que trabajaron efectivos de cuarteles de Oliva, Oncativo, Pilar, Laguna Larga, Río Segundo y Manfredi, con la asistencia de un avión hidrante provincial.

Las autoridades provinciales alertaron que el riesgo de incendios forestales continúa siendo “muy alto”, mientras que el pronóstico del tiempo indica que a mitad de semana podrían llegar algunas lluvias, que no se dan en gran intensidad desde abril.