La reunión entre los petroleros y el Gobierno llegó a un principio de acuerdo al menos en lo que se refiere a los refinadores y productores indicó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, al término de la reunión y ratificó que desde mañana las naftas aumentarán un 8 %. 

 

El funcionario indico "que la gran mayoría de ellos llegaron a un acuerdo para tener un sendero de precios que nos permitan acercarnos en los próximos meses a los precios internacionales", dijo Aranguren a los periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda. 

 

>

p>

 

Aunque aclaró que "hay algunos productores de crudo pesado que todavía no están convencidos de que la velocidad para hacerlo es la que está planteada y quedaron en los próximos días para que ellos lo puedan acordar", explicó el ministro. 

 

Respecto a la suba de las naftas y el gasoil Aranguren explicó: "Si bien no es una decisión del ministerio, creo que con alto nivel de probabilidad las naftas y gasoil, todos los productos por igual, mañana estarán aumentando en un 8 % y este será el único aumento en este trimestre. El próximo será en la primera semana de abril".

 

El aumento de las naftas y el gasoil en las estaciones de servicio ya había recibido luz verde del Gobierno, pero ahora está siendo utilizado para presionar a las petroleras y conseguir una baja en el precio del barril criollo de petróleo. 

 

Ese barril tiene un precio promedio de unos 60 dólares y el Gobierno pretende que descienda al mismo nivel que el barril de "light sweet crude" (WTI), que este miércoles ganaba 32 centavos y alcanzaba los 51,14 dólares en los contratos para entrega en febrero en el New York Mercantile Exchange. 

 

El Gobierno, las provincias que integran la Ofephi, las empresas y los gremios venían conversando un cronograma para que el barril de crudo local empiece a converger con el precio internacional, pero ahora parece estar todo trabado.