Autopsia programada. La morgue judicial a donde llegó el cuerpo de Débora Pérez Volpin. La autopsia programada finalizó ayer después de las 21 luego de varias horas.


 

La Justicia investiga como posible homicidio culposo la muerte de la legisladora porteña y periodista Débora Pérez Volpin, ocurrida cuando se realizaba una endoscopía en el Sanatorio de La Trinidad, que ayer fue allanado por orden judicial.

El juez de instrucción Gabriel Ghirlanda investiga las circunstancias de la muerte de la periodista tras la denuncia que efectuó ayer su pareja, el periodista deportivo Enrique Sacco.

En tanto, al cuerpo de Pérez Volpin se le practicó una autopsia para tratar de determinar las causas de su fallecimiento, ocurrido el martes pasado.

La Policía porteña allanó el sanatorio, ubicado en la ciudad de Buenos Aires, y secuestró documentación y la historia clínica de la legisladora tras la denuncia realizada por su pareja, el periodista deportivo Enrique Sacco, que recayó en el juzgado de instrucción 57 a cargo del juez Ghirlanda y fue caratulada como "homicidio culposo".

En tanto, ayer por la mañana se presentó en el juzgado la anestesista que intervino mientras la periodista Pérez Volpin se realizaba una endoscopía durante la cual falleció.

Efectivos de la comisaría 23 secuestraron la hoja de guardia, la historia clínica de la periodista y el libro de enfermería, detallaron a Télam las fuentes consultadas.

La periodista de 50 años se trató el lunes en ese sanatorio por padecer de fuertes dolores abdominales y el martes cerca de las 17 se comunicó su deceso.

Según un parte médico del sanatorio emitido el martes por la noche, la periodista tenía "un cuadro abdominal complejo" y fue sometida a "una endoscopía digestiva alta", agregando que durante este procedimiento "sufrió un paro cardiorrespiratorio".

Ayer por la mañana, se presentó junto a su abogado la anestesista que intervino durante la endoscopía, Nélida Puentes, quien se puso a disposición de la Justicia tras haber reconocido que intervino en el proceso de sedación de la paciente.

La autopsia programada finalizó ayer después de las 21 luego de varias horas. Sobre cuándo habrá datos precisos aún hay un importante hermetismo. El procedimiento indica que los forenses primero informarán al juez sobre los resultados macroscópicos, como lesiones de órganos, que es lo más visible y se podrá determinar rápidamente. En cambio, para saber si la anestesia tuvo influencia en el paro cardiorrespiratorio se necesitarán otros estudios y un análisis de sangre.

Pasadas las 21 de ayer terminó el procedimiento, pero hasta ese momento no se sabía cuándo se liban a llevar el cuerpo. Previo al retiro, la fiscalía tenía que dar su autorización y la familia debía ir con un coche fúnebre.

Débora Pérez Volpin había ingresado el lunes al Sanatorio de La Trinidad para realizarse una endoscopía y tras una complicación con la anestesia, los médicos decidieron dejarla internada. El martes por la tarde falleció tras un paro cardíaco.

"Se encontraba internada desde el lunes 5 por un cuadro abdominal complejo. El plan de estudios incluyó una endoscopía digestiva alta. En el día de la fecha durante la realización de dicho procedimiento padeció un paro cardiorrespiratorio que no respondió a las maniobras habituales de reanimación", precisaron desde la institución.

Perez Volpin será velada a partir de hoy a las 10 en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

La legisladora había asumido su mandato en diciembre de 2017 y participó en ese rol en una sesión extraordinaria que se realizó el 22 de ese mes.

Las muestras de pesar por su fallecimiento continuaron ayer, tanto desde el periodismo como de la política y el mundo artístico.

Fuente: Télam

 

Mencionan perforación estomacal


Al término de la autopsia al cuerpo de Débora Pérez Volpin, fuentes cercanas a los peritos de la querella señalaron que se encontraron perforaciones en el estómago y el esófago. Ahora habrá que determinar qué fue lo que causó esas lesiones.

Para las fuentes cercanas a la querella, citadas por el portal de noticias Infobae, las perforaciones halladas en el estómago y el esófago son clave para determinar que existieron responsabilidades de los médicos del Sanatorio de la Trinidad durante la endoscopía. Esto es, que Pérez Volpin no sufrió una muerte súbita.

La muerte de Pérez Volpin, legisladora de la Ciudad de Buenos Aires por el frente Evolución, liderado por Martín Lousteau -ministro de Economía durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y posterior aliado de Mauricio Macri- ha generado numerosas reacciones.

"Si el mundo está hecho de lo que cada uno pone, hoy es - amable, - íntegro, - inteligente, - generoso, - libre, - bello, y se ríe menos. Te vamos a extrañar mucho, Debora", escribió ayer Lousteau en Twitter.

Por su parte, el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró en la misma red social lamentar "mucho" la pérdida de Pérez Volpin, a quien definió como "una mujer ejemplar". También la gobernadora de la provincia bonaerense se pronunció a través de un mensaje: "Mucha fuerza a la familia", escribió. Con una fotografía de ella con la palabra "dolor" encima, el exministro durante el kirchnerismo Aníbal Fernández mostró su "respeto" y lamentó la pérdida de la periodista.