Luego de varios días de negociaciones con gremios y entidades de representación empresaria, mañana el gobierno publicará en el Boletín Oficial el decreto presidencial por el cual los privados deberán pagar un bono de fin de año de hasta $5.000 en dos cuotas.

Si bien el espíritu del decreto fue trascendiendo en los últimos días de debate, Infobae pudo conocer los detalles puntuales de la norma que ya firmó el presidente Mauricio Macri.

Hay algunos puntos no del todo claros aún. Si bien el monto es fijo –no "hasta" $5.000 como se venía hablando hasta ahora– la norma habla de posibilidades de adecuación para compañías en "crisis" o en "declinación productiva". No se describen, al menos en texto formal del decreto, los detalles y las condiciones de la adecuación, ni los valores de esa declinación.
 

Las claves del decreto: 

  1. Pago. La norma destaca que desde el primer día de noviembre se pagará una asignación no remunerativa para empleados en relación del sector privado.
  2. Monto. Son $5.000 que se pagarán de la siguiente manera: la mitad con los salarios de noviembre (que se pagan en diciembre) y la otra con los de enero del año próximo (en febrero).
  3. Empresas en crisis. Se destaca que las empresas "podrán adecuar la implementación" del pago en cuanto a plazos y montos para las "actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva".
  4. A cuenta de aumentos ya dados. Se destaca que los empleadores pueden determinar que el bono esté a cuenta de paritarias futuras o compensar parcialmente con aumentos otorgados como parte de la paritaria vigente o por fuera de ella a los largo de 2018
  5. Empleados públicos. Este decreto excluye expresamente a los empleados del sector público nacional, provincial y municipal, que serán incluidos en otra norma ($5.000 para diciembre y dos aumentos de 5% en enero y febrero).

El decreto que firmó Macri: