Diputados también aprobó el proyecto que aumenta en forma progresiva las alícuotas del impuesto de Bienes Personales para propiedades superiores a los dos millones de pesos, pero exceptuó de ese gravamen a los bienes rurales, como solicitaron las distintas entidades de productores agropecuarios. Además, sancionó y giró al Senado los proyectos de consenso fiscal, denominado "Adenda", acordado con 19 gobernadores; la modificación de la ley de revalúo contable de las ganancias empresariales, y sobre la creación del monotributo social para tabacaleros y cañeros.


Con los cambios introducidos en la ley de Bienes Personales, todos los ciudadanos que tengan bienes superiores a los 2 millones de pesos deberán pagar por el excedente a ese valor: se cobrará una alícuota progresiva del 0,25 al 0,75% sobre el excedente de los bienes que superen los 2 millones de pesos, que es el nuevo mínimo no imponible para calcular este tributo. De acuerdo a esa escala, se pagará el 0,25% hasta cinco millones cuando el excedente supere los dos millones de pesos. La alícuota del 0,50 se aplicará sobre los bienes que excedan los 5 millones y hasta 10 millones de pesos. En tanto, cuando los bienes superen los 20 millones, la tasa será del 0,75%. A través de la Adenda, los gobernadores se comprometen en primer lugar a derogar exenciones totales o parciales del impuesto a las Ganancias para funcionarios y empleados públicos nacionales, provinciales y municipales.


Balance por inflación
 

Se aprobó una reforma a la ley de revalúo contable de las ganancias de las empresas, donde se permitía computar la inflación en los balances 2018, a fin de evitar una caída de la recaudación. Ahora sólo se podrá aplicar la inflación si supera el 55% este año, el 30% en 2019 y 15% en 2020.