En busca de pistas. En el lugar donde fue hallado el cuerpo, personal de la Policía Científica bonaerense recolectó diversas pruebas en busca de pistas que puedan guiar a la investigación.  <

/figcaption>

 

El cuerpo mutilado de un niño de entre dos años y medio y tres fue hallado ayer cerca de un arroyo ubicado a la vera de la ruta 11, entre las localidades balnearias bonaerenses de Miramar y Mar del Sur. La autopsia reveló que le sacaron los órganos y dientes, informaron fuentes judiciales y policiales.
El hallazgo fue confirmado por la fiscal Ana María Caro, del partido de General Alvarado, quien dijo que la causa está caratulada como ‘homicidio‘ y que ‘por el estado del cuerpo, no se pudo determinar el sexo‘.


El informe preliminar de la autopsia reveló que al cuerpo le cortaron ambas manos y pies, ‘no tenía órganos‘ y ‘sufrió la extracción de piezas dentales‘. La funcionaria dijo que ‘fue un hallazgo muy macabro y shockeante‘, y no descartó que ‘le hayan cortado las manos y pies para evitar que pueda ser identificado‘. Señaló que ‘el cuerpito pudo haber sido arrojado‘ en el sitio donde fue encontrado, y que ‘todo indica que la víctima fue asesinada en otro lugar‘.


Si bien Caro se refirió a un ‘niño‘, lo hizo de manera genérica, ya que ni las pericias ni la autopsia permitieron establecer el sexo, por el estado del cuerpo. Fuentes policiales y la fiscal precisaron que el hallazgo se produjo en la madrugada de ayer, cerca de las 3, cuando un hombre de 45 años en bicicleta por la ruta 11 divisó el cuerpo a unos 20 metros del arroyo La Totora.


‘Un hombre que circulaba desde Miramar a Mar del Sur advirtió la presencia de animales que estaban sobre lo que sería un cuerpo humano, por lo que detuvo la marcha, espantó a los perros y alertó a la policía‘, relató la fiscal. El cuerpo estaba desnudo y mutilado de pies y manos.


Las nuevas pericias forenses determinaron también que llevaba ‘entre siete y diez días muerto‘, pero no pudieron certificar las causales. El informe preliminar señaló a su vez que las mutilaciones fueron realizadas con un elemento cortante. El estudio forense reveló además que el cuerpo sufrió ‘la extracción de piezas dentales‘, y que ‘no tenía órganos‘. ‘Es muy raro, como si el cuerpo ya hubiera sido sometido antes a otra autopsia‘, informó otra fuente de la investigación.


Esta información pericial permite descartar la posibilidad de que las mutilaciones hubieran sido realizadas por los perros. ‘Pensamos que a este bebé lo han tirado al arroyo. Puede ser una de las posibilidades y también que los mismos perros lo hayan sacado y trasladado a la vera de la ruta‘, sostuvo temprano la fiscal.


Se libraron pedidos a las policías de Miramar, Mar del Plata y Necochea para que informen si existe algún pedido de averiguación de paradero de un menor de esa edad. ‘Hasta el momento no hay registro de denuncias de menores desaparecidos en General Alvarado, y estamos aguardando los informes de Necochea y Mar del Plata‘, informó la fiscal. ‘Si bien la falta de sus extremidades complica su identificación, hay otros métodos para identificarlo y comenzar a investigar‘, concluyó la fiscal.


Fuentes consultadas señalaron que los órganos internos y sexuales del niño fueron extraídos y tenía heridas con costuras realizadas ‘con hilo médico‘, como si se tratara de ‘una autopsia‘, por lo cual los investigadores sospechaban que pudo haber intervenido un profesional. Las fuentes señalaron que tenía la arteria aorta cortada con precisión por una tijera y que la falta de órganos era notoria dado que, dijeron, ‘estaba totalmente hueco y se podía ver la columna‘. ‘Pensamos que si el chiquito tiene esa edad y no tenemos novedades, puede tener que ver con la proximidad de la familia que está implicada en esto‘, advirtió la fiscal. Télam y DyN