La presentación. El programa asegura la continuidad de los juicios a los militares acusados de violaciones a los derechos humanos en la dictadura.

El presidente Mauricio Macri garantizó ayer la continuidad de las políticas reparatorias y de "memoria, verdad y justicia", como así también de "todos los derechos de inclusión, de no discriminación e igualdad", al presentar el Plan Nacional de Acciones sobre Derechos Humanos, al que definió como "un paso histórico" y como "una hoja de ruta para un nuevo paradigma".

"Las políticas de memoria, verdad y justicia, incluidas en este plan, así como las políticas reparatorias, todos los derechos de inclusión, de no discriminación e igualdad están garantizadas. Y son un sello distintivo de las políticas públicas del Estado argentino", afirmó Macri al presentar el plan.

En su discurso, el mandatario afirmó que cree en "un Estado que genere condiciones para que cada persona pueda elegir cómo vivir, pueda desarrollarse en libertad" y añadió: "Creo en el enorme potencial igualador de la educación, en el poder del diálogo y en la fuerza de los argentinos, y considero que la pobreza es inaceptable".

En ese marco, el Presidente definió como un "paso histórico" la presentación del programa, ya que -según señaló- "desde 1993, hace 24 años, los organismos internacionales le venían pidiendo al país la marcha de este plan y hasta ahora la Argentina no había dado una respuesta a este pedido". "Pero hoy vivimos un tiempo diferente; elegimos cambiar y estamos integrados en el mundo, decididos a cumplir con nuestros compromisos", indicó el mandatario y habló del inicio de "una hoja de ruta para un nuevo paradigma que nos va a guiar hacia la meta que se quiere alcanzar".

El programa incluye un conjunto de iniciativas resumidas en cinco ejes centrales: inclusión, no discriminación e igualdad; seguridad pública y no violencia; memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias; acceso universal a derechos; y cultura cívica y compromiso con los derechos humanos.

Entre los invitados estaba el cacique Qom de Formosa, Félix Díaz; María Luján Rey, madre de una de las víctimas de la tragedia de Once; y representantes de las Madres del Dolor y de Cromañón, como así también de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. En su mensaje, Macri precisó que el plan está conformado por "243 compromisos prioritarios en el marco de una política de Estado que forma parte de los 100 objetivos prioritarios de este gobierno". Paralelamente, expresó que "está en consonancia con los tres ejes principales de nuestra gestión, que es reducir la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos" y agregó: "Esos ejes son un valor común y universal, que es el respeto a los derechos humanos".