El presidente Mauricio Macri dispuso la prórroga de las sesiones extraordinarias hasta el 28 de diciembre para tratar la ley "antibarras" en las dos cámaras legislativas, con el objetivo de que el Congreso sancione la norma, después de que se postergara su tratamiento en Diputados por falta de acuerdo.

El anuncio lo hizo la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, que impulsa la propuesta que castiga a los violentos que protagonicen incidentes durante los partidos de fútbol. La funcionaria explicó que el mandatario tomó esta medida durante la reunión de Gabinete que encabezó en Casa Rosada. La medida deberá ser publicada por decreto en el Boletín Oficial.

"Estamos haciendo un cambio muy fuerte", dijo la funcionaria sobre el proyecto presentado en 2016, reimpulsado tras los hechos de violencia previos al partido de vuelta entre River y Boca por la final de la Copa Libertadores. "Se están analizando las escalas, siempre tenemos que estar abiertos a que los proyectos sean debatidos e incorporadas distintas miradas", indicó la funcionaria en conferencia de prensa.

"En enero y febrero se juega el campeonato de verano, en distintas provincias y con las dos hinchadas. Queremos comenzar a aplicar esta nueva ley de manera inmediata, no esperar al nuevo campeonato", explicó Bullrich, que pidió que el Congreso agilice la sanción de la norma.

La convocatoria inicial a sesiones extraordinarias era hasta el 21 de diciembre. Pero los plazos y la falta de acuerdo entre el oficialismo (incluso dentro del propio Cambiemos) y la oposición impidieron la agilización del tratamiento del proyecto, que está previsto que se trate en la Cámara baja el próximo 18 de diciembre.

La iniciativa había sido incluida por el Gobierno en el temario de extraordinarias después del fuerte escándalo por el ataque al micro que llevaba a los jugadores de Boca al Monumental, el pasado 24 de noviembre, que en ese momento derivó en la suspensión de la "Superfinal" de la Libertadores.